Un puñado de letras

Juego con mi celular esta noche de insomnio. Es pequeñito, sirve cuando le da la gana, consume su saldo demasiado rápido y tiene un problema para dar por terminadas las llamadas de tal suerte que me he metido en problemas por comentarios desafortunados en tiempos indebidos. Me cabe perfectamente en la mano. Me gusta la cuestión de los mensajes de texto.
Extendí la mano y abrí mi corazón con un mensaje sincero pero desafortunado. Un puñado de letras que no sirvieron para unirnos, sino para separarnos. Aquella noche también tenía insomnio y nada parecía calmarme, excepto expresarme.
Como si enamorarse fuera delito, como si quererte fuera un insulto. Ni una respuesta te merecí; excepto un silencio lleno de interrogantes.
Un puñado de letras y un frío y absurdo silencio por respuesta. Y aún te extraño, como si este sentir valiera la pena.

Lorena Sanmillán; Abril 24 de 2005

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: