Diario de un romance

La primera vez fue sólo porque me gustaba.

Un par de miradas y después a la cama.

La segunda porque no puso trabas

y nos quedamos con las ganas.

La tercera ya fue un poco más planeada.

La cuarta hasta intentamos entablar plática.

 A propósito, ¿tienes compromiso?

No respondí.

La atmósfera se tornó extraña.

Sonrió y se fue sin decir nada.

Lorena Sanmillán; Agosto 2007

3 Responses to “Diario de un romance”

  1. B. LoraK Says:

    Me robo una sonrisa…

    B. Lorak:
    ¿Sonreíste? ¿Y tampoco respondiste? La idea de la sonrisa en medio de la plática me suena tan grata que había que relatarla en algún lado para eternizarla.
    Un abrazo
    LSM

  2. gatoenlaoscuridad Says:

    Qué intenso…

    caray, es horrible quedarse con las ganas.

    Gatoenlaoscuridad:
    La intensidad es la sal de la vida. Sin intensidad los días son un día más, que también tiene su gracia vivirlos pero mejor si tienen algo particular por ahí.
    Un abrazo
    LSM

  3. Ale Says:

    ¿Cómo? ¿Cómo con tan pocas palabras se dice tanto? Además de intenso es precioso.

    Ale:
    La vida es eso, palabras y vivencias. A veces intensas, a veces pálidas, pero siempre al escribirlas las eternizas y los momentos se convierten en recuerdos.
    Qué grato saber que te ha gustado. Sigamos en el camino de compartir letras.
    Un abrazo
    LSM

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: