¡Ay, cómo me duele!

El domingo pasado salí de mi hogar muy feliz rumbo a casa de mis padres. La comida dominical se vislumbraba como un momento bordado a mano en la tela del tiempo. Mis hermanos, mis sobrinos, mi madre y su café de olla. Al llegar a mi coche, me topé con la sorpresa de que estaba abierto. Un ligero coqueteo con el Alzheimer me hizo pensar que yo lo dejé así. Al mirar hacia dentro comprendí lo que había sucedido. Un golpe agudo en mi ser aprensivo. Lanza de soldado en mi cuerpo judío.

El lado amable de la historia reside en que debo agradecer la gentileza del ladrón, que para no romper el vidrio, forzó la puerta y para no hacer ruido y despertarme decidió dejarla abierta. Cerré en un puño mi mano izquierda, apretando las llaves, clavándomelas en la palma hasta casi brotar sangre. La mano derecha se volvió pañuelo para un bicromático sentir entre dolor y coraje. Fruncí los párpados, froté mi nariz, me detuve en la barbilla, impidiéndole a mis labios un grito con el dedo índice sobre ellos. Incrédula. Al abrir los ojos, la misma realidad estaba frente a mí.

Mi oficina ambulante estaba desordenada, reburujada. Alguien había entrado en mi santuario móvil. Me robaron. Interrogué a mi coche, hablándole en mayestático. Consolándolo traté de confortarme.  Nos jodieron. La traemos mal y de malas, primero el portafolios, después un trozo del corazón, la mitad de la razón y seguimos con esto. Cielo del amor hermoso cuánto ha durado la Némesis. Santa madre del verbo encarnado, ya no me cargues tanto la mano. Esa ley de Karma me debe una y una de las buenas.

Hice un recuento de las pertenencias que dejaron en el coche. El encendedor del Realmadrid que me regaló David; pelotas de colección que le compro a Víctor en las máquinas de monedas que encuentro en el camino; varias botellas de agua paseada que siguen ahí sin razón ni pretexto; un yogurt activia de hace dos meses; tres cajas de aspirinas, por si se ofrece; parte de mi biblioteca itinerante Mira si yo te querré, Gritos y susurros, El mismo mar de todos los veranos, Delirio, Paseos por el cuento mexicano contemporáneo, Cuentos completos de Clarice Lispector; el boceto de una fuente; diversos papeles; pero ante tantas cosas, sólo se robaron lo importante: el estéreo, sólo porque dentro traía el cd con mi colección completa de mp3 de Valentín Elizalde.

Lorena Sanmillán

Advertisements

6 Responses to “¡Ay, cómo me duele!”

  1. Rebelde Says:

    !Joder¡ y ahora ni que decirte, me muerdo la lengua.

  2. B. LoraK Says:

    ¿Valentín Elizalde? Creo qué, mejor dicho, no sé que creo.

    Lamento lo sucedido Lore.

  3. Jéssica de la Portilla Montaño. Says:

    Auch…

    esperaba tener mejores noticias luego de lo del portafolios. Ni hablar, amiga. Más vale un disco de mp3 que un cuaderno con borradores, ¿no crees?

    *Gina Halliwell*

    http://www.TodoMePasa.com

  4. Dra. Lewis Says:

    Hola Lorena.

    Quiero pensar que el relato es una broma. Tal vez lo que me hace sospechar es lo que dices del objeto robado: lo único importante. Supongo que un estéreo con la colección de Valentín Elizalde no tendrá más valor sentimental que tu biblioteca móvil. Si se tratara de Miguel Bosé… entonces sí.

    Bueno, son sólo suposiciones. Si el hecho sucedió realmente, lo lamento.

    Un abrazo desde Mazatlán. Y ánimo.

  5. Muerdecabras Says:

    Sanmillán:

    No cabe duda, que Ud. es una mujer inteligente, hay que tomarse estas cosas con filosofía, sobre todo con humor, y si es negro, mejor.

    Le envío un abrazo de solidaridad.

    Y deseo que ese stereo regrese muy pronto a su carro..;)

  6. Abogada del Diablo Says:

    Estimada Lorena:

    Me dí una vualta por su página y encuentro que fue víctima de jijos de la madre loba que los parió, comparto su indignación, le deseo que pronto se reponga.

    Por cierto, yo que creí que era la única a la que le gustaba Valentín Elizalde, jejeje un abrazo vespertino.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: