En carne viva

Para B. Loraak

Diecinueve años. Toda la vida por delante para que te partan el corazón, perderlo, volverlo a tener, entregarlo sin reservas, que te den en la madre otra vez, repararlo y levantarte y seguir caminando. Amo y envidio tu ingenua valentía para afirmar que no te caerás por nadie, que no hay nadie que valga la pena más que tú misma. Son frases tan usadas, tan repetidas, tan gastadas y quedan tan disminuidas cuando sucede frente a tu vida esas cosas que ahora pasan. Pero sabes, no importa cuántos años tengas, siempre dolerá, de alguna u otra manera pero dolerá. Me encantará estar a tu lado y verte salir triunfante de esta historia de amor y de todas las demás que tengas por delante. En la vida, nada tiene más que la importancia que le queramos dar. Uno mismo dosifica la cantidad de dolor y nadie carga más de lo que puede soportar.

Tu estadía me recordó el estreno de mis pupilas con su debut en la película “Llanto por el amor primero”. Tenía dos años menos que tú cuando por primera vez me devolvieron en pedacitos minúsculos lo que entregué completo y envuelto en celofán, engarzado con listones de oro y plata y brillantes de Swarovsky. Cuando regresé a mi casa, después de que me dieron cran en la puerta de la preparatoria dos días después de mi cumpleaños, mamá me mandó lavar los platos. A mí me pareció genial porque podría darle la espalda por un rato y yo no quería que me viera llorar. Encendí el radio en Estereo Recuerdo y desde entonces, en toda depresión amorosa que se respete, esta canción debe estar en el repertorio. Nada más adecuado. Intensa, densa, corazón de Ferrari, desde entonces. Disposición innata al drama que otros llaman hipersensibilidad.

La melancolía dice presente desde los tonos del inicio. No sabía bien de qué canción se trataba, hasta que empezó a cantar Rafael. Haz amigo el favor de no hablarme de ella aún todavía es muy pronto y la sueño todavía su amor lo recuerdo. Pero claro que era muy pronto, apenas habían pasado unas dos horas desde la ruptura y claro que su amor aún lo recordaba. Y no había ningún amigo posible a quien contarle el secreto de mi romance roto. Haz amigo el favor de ignorarla delante de mí ni siquiera pronuncies su nombre que aún mi alma esta hecha jirones. Si hubiera tenido un amigo a la mano, por supuesto que le hubiera pedido que ni pronunciara su nombre, que entendiera que todo el telar de mi alma estaba destrozado y que si fuera posible, ignorásemos su presencia frente a nosotros. Como si fuera tan fácil, si todo el aire era su perfume.

Que tengo el corazón en carne viva, que yo no sé olvidar como ella olvida, que estoy desconcertado, que no sé dar ni un paso, sin ella, sin ella. Siempre he sido sensible visualmente y el hecho de imaginarme una herida en carne viva me hacía estremecer, si además la metaforizaba a mi estado emocional, las lágrimas me caían sobre los platos ayudándome a lavarlos con aguasal. No. No sé, no supe y nunca he sabido olvidar como olvidan los demás. Yo tengo mi manera, aunque no siempre sea la más ortodoxa. Desconcertada. Sí. Esa era la palabra y nada más. ¿Qué se hace? ¿Dónde está el manual? ¿Cómo sigues caminando? ¿Cómo y con qué fuerzas se da el siguiente paso? ¿Cómo sigues adelante? ¿Cómo tuvo la sangre fría para compartir mi cumpleaños y dos días después destrozarme? No sabía ni qué paso dar, pero había que caminar. Detenerse nunca ha sido opción.

Que tengo el corazón, en carne viva,  que yo podría morir, que estoy sin vida, que nada me interesa, que todo en mi es tristeza, sin ella, sin ella. Pues sí, Rafael insistía en que tenía su corazón en carne viva y renunciaba a la vida. A mí nadie me preguntó y sin embargo tuve que renunciar a la idea de vida que tenía a su lado. Sin explicación. Sin más. Sólo porque sí. A veces así pasan las cosas Loraak, las decisiones que antes eran bidireccionales, de pronto se convierten en unilaterales. Y no queda más que aceptar. A veces se puede pelear, discutir, aclarar. Quién sabe qué será lo conveniente. Lo que sí es verdad, es que es raro que las segundas partes sean buenas. Se requiere harta madurez y capacidad de negociar. Se necesita dignidad para permanecer en silencio sin reclamar. Sin su presencia, sí, todo era tristeza. Hasta hubiera podido montar un negocio y hacerme rica por venderla al mayoreo.

Haz amigo el favor, de llevarme muy lejos de aquí, dónde ella conmigo no estuvo, donde nada recuerde algo suyo. Sí, claro, cómo no. Si no queda ningún espacio sin su presencia, sin su aliento, sin su recuerdo, sin el eco de su sonrisa. Sí, claro, si queríamos que nos acompañara a todos lados y que hiciera suyos nuestros espacios. Por eso, chamaquilla, hay que reservar un sitio secreto para ti, donde siempre puedas regresar a platicar contigo misma. Y no hay que evitar aquello que te recuerde las cosas, así se exterioriza más pronto y algún día pasarás triunfante por la misma calle que rodeabas y comprenderás que no sólo has olvidado, sino que has madurado y eso es fascinante. Mudarse no siempre es adecuado, no porque sin querer o queriendo te llevas los recuerdos en el equipaje.

Haz amigo el favor, acompáñame a caminar, por lugares lejanos y nuevos, donde nada me invite al recuerdo. Lo mejor es acompañarse de un amigo. Los amigos son para siempre, los amores a veces duran menos que un parpadeo en la mirada de la vida. Es buena idea ir a caminar a lugares lejanos y nuevos. Gran idea. Ver la vida desde otra perspectiva, recoger el aprendizaje y no llenarse de rencores. Entender que cada quien reacciona con lo que tiene y con lo que puede y las más de las veces, no como nosotros esperábamos. Por un tiempo, todo invitará al recuerdo, pero poco a poco todas esas señales irán disminuyendo. Al retirar los accesorios, te quedarás con tu esencia.

Que tengo el corazón, en carne viva, que yo no sé olvidar como ella olvida, que estoy desconcertado, que no sé dar ni un paso, sin ella, sin ella. Que tengo el corazón, en carne viva, que yo podría morir, estoy sin vida, que nada me interesa, que todo en mí es tristeza, sin ella, sin ella. Nunca te olvides de cantar. Eso también ayuda a aliviar las penas. Algo de tequila también puede colaborar. Gracias por nuestras pláticas insomnes y por recordarme esta canción que hoy te comparto. Y sabes, es mejor vivir consumiendo un recuerdo que alimentando un odio, muriendo poco a poco y mucho mejor tener el corazón en carne viva, que pasar por la vida sin conocer nunca la infelicidad.

Con amor te comparto esta canción, poquita cosa pero con afán de que pronto repares lo que en tu corazón necesita sanar. Aunque gracias a tu fortaleza, las heridas sanan pronto y quizá cuando leas esto, sólo sea un recuerdo que te haga sonreír. No importa la edad, cada historia vendrá cargada con su drama existencial. La siguiente historia te hará más fuerte o más débil y así hasta encontrar la plenitud. Una última cosa: escribe, escribe, escribe, que ésta es también una bella forma de exorcizar.

LSM;Septiembre 2007

 

9 Responses to “En carne viva”

  1. B'LoraK Says:

    Querida Lorena:
    Hoy coincidimos melancólicas, con la mirada perdida en distintas direcciones. Tú, con tu inteligencia y madurez aconsejándome siempre, explicándome que en la vida pasan cosas “porque si”, y que los temores tarde o temprano desaparecen. ¿Cómo llegué a merecer tantas atenciones? No lo se.
    En estas cuestiones de amor no tengo la sensatez que quisiera, he cometido errores de los que no me arrepiento porque me sacuden la inmadurez, he llorado algunas noches, y he sentido la necesidad de morir por que las nostalgias me revientan el alma de dolor, y a pesar de todo, puedo decirte que aun siendo una joven sin experiencia, necia e incorrecta en muchas cuestiones, me enamoré sinceramente, y si me parten o no el corazón, jamás cambiaria lo que viví y lo que siento. Coincido contigo que para caer y levantarse no hay edad ni criterio que lo pueda evitar.
    Quizás si soy demasiado ingenua al acorazar mi sensibilidad de frases trilladas, pero prefiero ser egoísta conmigo misma y no fingir que todo va bien. La vida es cabrona, pero yo lo soy mas, sin embargo, doy la vida por aquello en lo que creo.
    Estoy infinitamente agradecida contigo por este lindo detalle, me sentiré siempre orgullosa de incluirte en mis senderos. La motivación que me concedes es algo qué valoro mucho, al igual que cada una de tus palabras. Te admiro profundamente.

    Y así, con una herida en carne viva, me aferraré a tus versos.. Con entero cariño.

    GRACIAS

  2. ashtray girl Says:

    Caramba, me recordó varias páginas de mi viejo diario que también se lavaron con mis propias lágrimas (“las lágrimas me caían sobre los platos ayudándome a lavarlos con aguasal” excelente frase), y a revivir nostalgias y ver desde lejos el dolor que hace tiempo a todas partes me acompañaba.
    Tiene razón, no sólo se olvida, también se madura.

  3. Marvin Says:

    Y yo quiero corregirlas a las tres porque, aunque parezca charla de mujeres, yo tengo una cuchara muy larga (sin albur):

    NUNCA se olvida. Olvidar es una terrible falacia del auto-engaño. Nunca se olvida. Nunca debemos olvidar.
    Si recordar es volver a vivir, olvidar es volver a tropezar. No debemos olvidar dónde nos fallaron, ni dónde fallamos. No debemos olvidar donde fuimos infelices, ni cuando fuimos felices. Recordar el primer beso, pero también recordar el último. Recordar la primera vez que nos entregamos. Recordar cuando lloramos por esa persona. Recordar cuando las lágrimas fueron de dulzura, y cuando fueron de dolor. Recordar el roce de las manos, el vaho de su aliento, el aroma de su cuerpo.
    Todas aquellas personas valientes que han tenido las agallas para tropezar con nuestra vida, merecen un capotazo y un “que te vaya bien”… pero no caer en el olvido angustioso de la nada.
    Porque, miren ustedes, si todo lo que he sufrido me ha llevado a ser lo que hoy soy, pues carajo!! Qué bueno que me quemé, que me dolió, que lloré, que sufrí.
    El dolor, a veces, nos recuerda que estamos vivos. ¿pero el amor? el amor… carajo! el amor nos hace recordar que sin él no viviríamos.

    yo seguiré amando intensamente, por el simple motivo de que no sé vivir de otra manera.

    les dejo a benedetti, y a su corazón coraza…
    Porque te tengo y no
    porque te pienso
    porque la noche está de ojos abiertos
    porque la noche pasa y digo amor
    porque has venido a recoger tu imagen
    y eres mejor que todas tus imágenes
    porque eres linda desde el pie hasta el alma
    porque eres buena desde el alma a mí
    porque te escondes dulce en el orgullo
    pequeña y dulce
    corazón coraza

    porque eres mía
    porque no eres mía
    porque te miro y muero
    y peor que muero
    si no te miro amor
    si no te miro

    porque tú siempre existes dondequiera
    pero existes mejor donde te quiero
    porque tu boca es sangre
    y tienes frío
    tengo que amarte amor
    tengo que amarte
    aunque esta herida duela como dos
    aunque te busque y no te encuentre
    y aunque
    la noche pase y yo te tenga
    y no.

    ¿y luego ven por qué tanto sufrimiento? sufrir y no… una curiosa dicotomía.
    si para no sufrir, tengo que dejar de amar… pues es inaceptable. para mi ese sacrificio es más grande. más grande que el riesgo. no no no no no no no no… me niego a concebir que ya no se quiera, que ya no se ame. me niego. no lo acepto.

    en fin… aqui me tienen… vendedor de amor, defensor de amor. con latigazos y todo.

    una última reflexión… los únicos capaces de levantarse y seguir caminando, son aquellos capaces de aceptar que se cayeron.

  4. Sara Says:

    Quizás no borrar, pero guardar esos recuerdos. Entonces quizás un día tener la suficiente fortaleza de mirarlos a la cara, y sonreírles.

  5. Abogada del Diablo Says:

    Quisiera tener la cura para quitar ese dolor que deja el amor, pero no la he encontrado, solo he de decir que lo que no nos mata nos hace más fuerte.

    Un abrazo solidario desde mi Infierno.

  6. Ale Says:

    Y a fin de centas de eso se trata la vida, de los instantes que coleccionamos, las caídas, las cicatrices, las risas, las lágrimas, todo.

    Para el dolor del amor no hay una cura y que bueno, porque de lo contrario sabría diferente. Perdería los matices y se tornaría aburrido. Y como dice M, si para dejar de sufrir hay que dejar de amar. Yo personalmente prefiero arriesgarme.

    Cómo decía mi abuelo:

    “Mija, ya no sufra ni se arrepienta, al cabo lo bailado ¿Quién se lo quita?”

  7. Rainman Says:

    Hola Lorak, Hola Lorena

    Leyendo ambos textos, sobre las experiencias de desamor que han experimentado ambas, sintiendo que las dos son irremediables romanticas enamoradas, quiero decirles que alguna vez me comporte como ustedes, sufriendoy llorando amargamente la osadía de aquellas que rompieron mi corazon. Pero bueno, un día me levanté y dije, ya no más. Mejor cambiar de táctica, y desde entonces mi vida ha sido otra.

    Y bueno, quiero decirles que mujeres como ustedes no deben de tener problemas para conseguir buenos partidos, libres y dispuestos.

    Todo es cuestión de actitud y estrategia.

    Lorena, te felicito por tu blog y la manera como escribes.

    Saludos a ambas y ni modo, para que exista el amor, tiene que haber en algun momento el desamor.

  8. Ruben Says:

    Hola , Lorena.

    Es tan dificil estar en esa situacion, pero me parece como dijo alguien mas arriba”…mujeres como tu siempre encuentran un buen partido…”.

    Si la vida no tubiera desamores no se llamaria vida, a nadie le gustan los desamores pero son inebitables.

    OJO: no soy muy bueno para escribir.

    Saludos
    RCC.

    Rubén:
    A escribir se aprende escribiendo. Así que no te autodescartes. Siempre escribe, siempre comparte. Eso es lo que realmente cuenta. Los desamores sacan lo mejor de nosotros porque nos ayudan a redefinirnos. Un abrazo, Rubén, gracias por leer.
    LSM

  9. En carne viva « Burboa’s Weblog Says:

    […] Lorena Sanmillán me regaló un post que deseo compartir. En carne viva  […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: