Un corazón moribundo

El escritor Porfirio Hernández, ha enviado este poema en un comentario para “Y duermes”; con su autorización, lo reproduzco aquí en mi apartado de la Otredad. Porfirio, bienvenido, compartir letras siempre tiene su propio motivo.

Un abrazo

LSM

Un corazón moribundo

Fantasma de ti, sombra de tu cuerpo dolorido, me encuentro en los objetos, muerto. En vinagre, preparado. Viejo, amargo, roído por tu voz. Grosero, mudo, incierto. Presa del insomnio, habituado al desvelo de mis letras, taciturno. Menos carne, más saliva; menos fruto, apenas sangre.

En tu sabiduría conozco el nombre de mis hábitos, ya caídos en el tiempo de un luto interminable. Despierto a la luz del orden objetivo, pero me desvanezco ya sin renacer. Soy una esquina donde muere la joven de mis horas, el argumento escrito por su mano.

A punto estoy, fenezco. No despiertes.

Porfirio Hernández

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: