Music

Música. Hasta la palabra es precisamente eso, esdrújulamente musical. Siete notas, más de seis símbolos, cinco líneas y cuatro espacios se combinan en infinitas formas para llenar todo el vacío que existe en los oídos y sin importar cuánto se llene siempre quedará espacio para más, incluso para escuchar el silencio. La décima canción del encuentro. Si en Where’s the party Madonna insistía en I want to free my soul, ahora persiste con I want to dance with my baby!

Hoy tendrá lugar uno de sus shows en Las Vegas. Marisa Iluminada y compañía ya andan por allá. Eso me permitirá tener información de primera mano sobre lo que ocurra y no sólo de los periódicos, revistas e internet.

Faltan veintiun días y sólo veintiun días para que la música de esta mujer que llegó a NY con dieciseis dólares en la bolsa y hasta este momento ha ganado más de cien millones de dólares sólo en esta gira, makes the people come together. Aunque la belleza se viste de blanco, quienes vayan al concierto vistan una prenda rosa mexicano. Puede ser una camisa, una blusa, una gorra, el pelo, una bufanda, una mascada, un pañuelo,  lo que sea.  Recíbanla con una alfombra rosa cuando llegue. Que nuestro país no sea uno más en la gira, sino que se recuerde por ser el que supo unirse para cantar y bailar junto con ella vestidos bajo un mismo sentir. Háganlo. Es una buena idea. It’s like a little prayer!

Lorena Sanmillán

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: