La isla bonita

¡Ándale, ándale! ¿Dónde estará la Isla San Pedro? ¿Existirá o fue una más de sus intertextualidades en las canciones? Esta debe ser de sus favoritas -por sentimiento o por merdacotecnia- pues la ha incluido en casi todas sus giras. De las imperdibles en su repetitorio. Ese vestido de olanes  le sienta precioso en el video original de mediados de los ochenta aunque es obvio que no baila como Sara Baras. Siempre la misma canción siempre una nueva versión. La décimo quinta de la noche. Me dijo Te amo… ¿Cómo puede ser verdad?

Hoy platiqué con Marisa Iluminada y confirma lo que ya sé: el Confessions Tour es muy difícil de superar.

Faltan dieciseis días y sólo dieciseis días para dejar de ser islas y formar entre todos, poco a poco, una tierra firme en la que Madonna pueda andar a sus anchas cobijada por la calidez de un público que se vestirá de rosa para recibirla. ¡Hay que vestir el Foro Sol de rosa mexicano!

Quienes vayan al concierto lleven una prenda de ese color, una camisa, una blusa, una gorra, el pelo, una bufanda, una mascada, un pañuelo,  lo que sea. Recíbanla con una alfombra rosa cuando llegue. Que México sea recordado por eso. Que nuestro país no sea uno más en la gira, sino que se recuerde por ser el que supo unirse para cantar junto con ella vestidos bajo un mismo sentir. Háganlo. Es una buena idea. It’s like a little prayer!

Lorena Sanmillán

4 Responses to “La isla bonita”

  1. Fernanda Says:

    Amiga, no veo link para el ejercicio 2 y si no lo hago a la de ya, luego se me olvida y no lo hago. Así que ahí va: Luego lo acomodas o me dices donde acomodarlo ¿va?

    La vida en una caja de zapatos.

    “En una caja de zapatos no cabe una vida”, concluyó ella cuando pensaba en la tarea que su profesora le había encomendado como última oportunidad para acreditar -de panzazo- el taller de redacción que le faltaba para salir de la prepa.

    Llegó a su habitación, abrió el clóset y sacó de una torre que la enorgullecía, la caja de sus zapatos favoritos, sus Dolce&Gabbana azules que le encantaba usar con minifalda. Sonrió.-En una caja de zapatos sólo caben zapatos- dijo para sí -Nunca terminaré la prepa-

    Acarició la tela azul de sus preferidos y, como si se tratara de piezas de museo, se les quedó viendo fijamente. La cámara se aleja. Primero enfoca su cuarto desde arriba, luego el techo de la casa, su barrio, la ciudad, el planeta, el universo entero, de pronto vemos que todo eso esrá dentro una caja de cartón y una joven, preocupada y divertida observando dentro un par de hermosas zapatillas y pensando que la vida es demasiado grande.

  2. Fernanda Says:

    Quise decir ejercicio 3

  3. Fernanda Says:

    Según me dice una amiga también Madonnologa, la Isla “bonita” de San Pedro está al norte de Belice y, efectivamente, es preciosa, ya sabes esos lugares de ensueño con playas blanzas y mar azul turquesa. Un paraiso de esos donde vive gente riquisísima en residencias de esas que cortan la respiración (extranjera) y trabajan los beliseños con sueldos de hambre…

  4. Fernanda Says:

    Hay una novela padrísima de Jordi Soler que se llama La mujer que tenía los pies feos y que se desarrolla justo en la isla de la canción. La leí hace mucho, San Pedro es la parte más bonita de la isla que también es conocida como Ambergris, por el ambar gris que sacaban de las ballenas, pero eso lo lees en el libro que te digo, te encantará es un libro muy chido de Alfaguara sobre la isla bonita de Madonna

    Besos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: