Viernes de Taller: Ejercicio 11

Para todo aquel y aquella que guste entrarle a la onda de la escritura, los viernes publicaré un ejercicio tomado del libro Taller de Escritura: 1303 Ejercicios de Creación Literaria del escritor regiomontano Felipe Montes. Quien guste entrarle y que no sea tímido deje su tarea como un comentario y a su debido tiempo vemos el asunto de la retroalimentación. Lo trascendente surge a partir de lo cotidiano.

Ahora que en Monterrey hace friíto

Ejercicio 336.- DESTAPADOS. Escribe un diálogo entre una pierna y un brazo que se pelean porque la manta no los cubre a los dos.

Gracias por su participación. Felicidades por su fantasía y creatividad. El próximo jueves escribiré algunos comentarios y el viernes tendremos un nuevo ejercicio.

Que este nuevo año traiga más y mejores textos para todos.

Lorena Sanmillán

10 Responses to “Viernes de Taller: Ejercicio 11”

  1. Palomilla Apocatastásica Says:

    INSEPARABLES

    -Estoy realmente cansada, todo el día voy de un lado a otro

    ¿Por qué debemos diariamente terminar así?

    Sólo quisiera un pequeño espacio de tranquilidad, de calor, estoy harta de tener que luchar y luchar. Lo peor es que es contigo.

    Puedo tolerar cada golpe, tener moretones, extenuarme. ¡Pero esto, verdaderamente esto es el colmo!

    Un jalón hace que se le herice la piel.

    -Ja, ja, ja. Cómo eres quejumbrosa, no es para tanto. Si mí, no tendrías quien te rascara en las noches. A ver, cuando estas adolorida. ¿quién te da masaje?

    Se que tengo mis defectos, pero exageras. Ya, ándale, para que te enojas. Sabes que me encanta andar enredándome en todos lados.

    El silencio se hace denso, tanto que casi puede tocarse.

    -Piernitaaaa, piernita linda, ánda muévete un poquito, o voy a tener que seguir jalando la cobijita.

    Piernitaaaaa. A veeeer ¿quién te hace cosquillitas? A ver, a ver.

    La pierna se sacude, furiosa , helada.

    Mira brazo. No te atrevas a entredarte ni un centímetro más en la cobija, o tendré que aplastarte sobre el colchón ya verás como te quedas dormido y por fin podré descansar calientita.

    Diciendo esto, logró tomar con los dedos la esquina de la manta y la enredó hábilmente, mientras que el brazo comenzaba a temblar.

    Palomilla:
    Mandas dos intentos. Muy bien, para eso son justamente los ejercicios para intentar e intentar hasta conseguir algo con lo que nos sintamos satisfechos. Leeré el segundo con afán de taller y el primero con genuina curiosidad.
    Saludos
    LSM

  2. Fernanda Says:

    -Quiubo, quiubo. No jales, que descobijas- rezongó molesta la pierna frunciendo la rodilla, como signo inequívoco de que, además de tener frío, estaba muy encabronada.

    -¡Pelada! Contestó el brazo, le hizo una seña majadera con el codo y volteó el hombro para no dirigirle ni la mirada.

    -¡Chale! Nomás porque esta cabrona no es tan flexible, que si no… te partía la mandarina a patadas…

    -Ja ja ja, ¡seré manca!- dijo el brazo con ironía y dejó caer un manaso gandalla sobre el muslo, que además de ponerla colorada, provocó tanto ardor que obligó a la cabeza a abrir los ojos asustada.

    Aturdida por el frío y por haberse despertado a media madrugada, la durmiente se levantó amodorrada y fue al baño… Brrrr… El agua con la que lavó sus manos estaba helada. Sentía frío y, como siempre, la mandona cabeza tenía miedo de amanecer con la garganta irritada. Antes de acostarse de nuevo, pasó a un cajón y vistió sus pies con unas enormes y pachonas calcetas.

    Cuando la cabeza cerró los ojos, la pierna sonreía plácida y el brazo, temblaba y estaba verde, quien sabe si por el frío o por el coraje.


    Fernanda:
    Tenemos en el ejercicio de Fernanda un brazo y una pierna muy pintorescos. Es acertada la imagen de una rodilla fruncida, le confiere presencia a la pierna. Los ejercicios no son ejercicios cerrados pues dependen de la imaginación de los talleristas. Aquí se demuestra con la inclusión de una durmiente que, ajena al pleito de ambas partes, se levanta en la madrugada. Bien.
    Le hacen falta signos de admiración para que adquiera limpieza en cuanto a la escritura.
    Signo inequívoco es un lugar común, pero está usado acertadamente.
    Buen drama y resuelto de forma concisa, sin mucho rollo.
    Habría que suprimir algunas comas por puntos y seguido, le da fluidez al texto.
    Son innecesarios los puntos suspensivos. La acción está muy clara.
    ¡Seré manca! dijo el brazo… hay un error de concordancia de género que es fácil de corregir. Atención a esto pues se puede perder el sentido de quién es la parte del cuerpo que habla.
    Manaso es con zeta. Manazo.
    No considero que la cabeza se asuste. Le vendría mejor otra emoción. Sorprenda, adolorida. Normalmente no te asustas con el dolor, te pones en alerta, te interrogas, pero no hay mucho susto. ¿O estuvo durísmo el madrazo?
    Repites dos veces frío. Otórganos el privilegio de sentir la temperatura por medio de elementos narrativos.
    Si pienso en calcetas enormes, pienso en unas más grandes de la talla requerida. Creo que lo que quisiste decir es que eran largas. Tan largas que no sólo cubren el pie sino que además cubren la pierna. Hay que señalarlo con más claridad.
    Es bueno el final cerrado, sólo hay que darle más contundencia. Podrías narrar cómo la cabeza se duerme. Tengo algunas preguntas sobre este final: ¿La cabeza no sentía que el brazo tenía frío? ¿Aún así se durmió? ¿Y si le pones una camiseta de manga larga y se soluciona el drama? ¿Dormir destapada de los brazos no le da dolor de garganta?
    Hay que pensar en un título
    Dale una revisada bajo estos puntos y adelante. Y tápate bien que supe que en México hacía frío. O destápate y regálanos otra historia de los brazos y las piernas.
    Un abrazo

    LSM

  3. Palomilla Apocatastásica Says:

    (Lo volví a mandar por que el anterior estaba de plano pésimo)
    INSEPARABLES

    -Estoy realmente cansada, todo el día voy de un lado a otro

    ¿Por qué debemos diariamente terminar así?

    Sólo quisiera un pequeño espacio de tranquilidad, de calor, estoy harta de tener que luchar y luchar. Lo peor es que es contigo.

    Puedo tolerar cada golpe, tener moretones, extenuarme. ¡Pero ésto, verdaderamente esto es el colmo!

    Un jalón hace que se le erice la piel.

    -Ja, ja, ja. Cómo eres quejumbrosa, no es para tanto. Si mí, no tendrías quien te rascara en las noches. A ver, cuando estas adolorida. ¿quién te da masaje?

    Se que tengo mis defectos, pero exageras. ¡Ya, ándale! ¿Para que te enojas? Sabes que me encanta andar enredándome en tooodos lados.

    El silencio se hace denso, tanto que casi puede tocarse.

    -Piernitaaaa, piernita linda. Anda muévete un poquito, o voy a tener que seguir jalando la cobijita.

    Piernitaaaaa. A veeeer ¿quién te hace cosquillitas? A ver, a ver.

    La pierna se sacude, furiosa , helada.

    Mira brazo… no te atrevas a entredarte ni un centímetro más en la cobija, o tendré que aplastarte sobre el colchón. ¡Ya verás como te quedas dormido! Por fin, podré descansar calientita.

    Diciendo esto, logró tomar con los dedos la esquina de la manta y la enredó hábilmente, mientras que el brazo comenzaba a temblar.

    Palomilla reloaded:
    Bien con tus dos intentos. Une los diálogos, agrúpalos para saber quién es el elemento de la voz.
    “Lo peor es que es contigo” es una frase difícil de leer. Aunque así hablamos, no es muy literaria. Podrías cambiarla por algo conciso y claro. “Estoy cansada de luchar, y lo peor, contigo.” Algo así o algo más contundente que señale ese hartazgo de la eterna lucha entre ambos.
    “Esto” no lleva acento.
    Qué bien que corregiste el “herice” del primer ejercicio.
    Se me hace muy difícil, pero no imposible, que una pierna aplaste a un brazo -del mismo cuerpo- bajo el colchón.
    Celebro la noción de característica que tienen ambos personajes.
    Te recomiendo reacomodar los diálogos, pues no queda claro quién realiza la última acción. Podría entenderse mejor si dices “la enredó hábilmente sobre ella” y así queda claro, por el femenino, quién realiza la acción.
    Dale una pulida y lo volvemos a comentar. Bien por el sentido del humor empleado en los diálogos. Se siente cálido el texto, es grato leerlo.
    Un saludo con mi brazo cálido y mi pierna fría.
    LSM

  4. Mrs. Pablo Says:

    Brazo: que larga noche, he quedado exhausto, esto de satisfacer placeres noche a noche, se esta tornando cada vez mas desgastante.
    Aparte, este cabron, en cuanto acaba la acción se queda dormido y nada mas cubre su “pechito” que disque el corazón es lo mas importante. ¡Mangos que!

    Pierna: ¡deja dormir o te va a ir mal!

    Desesperado el brazo no le paraba el pico

    Brazo: cumplí mi función acaso no se dan cuenta que soy casi el maestro de esta obra, y ni siquiera me dan preferencias

    Pierna: a mi no me dejas de lado bracillo o ¿Qué? ¿piensas que no sirvo? Además no creas que no me doy cuenta que jalas la manta mientras “según tu” me distraes.

    Brazo: tampoco no te pases por que si quiero no me muevo y olvídate de tus gustitos por una pierna desconocida ¡he!

    Pierna: pues si sigues chingando fácilmente puedo fingir que algo me duele o hacer que me hinche y friégate sin tu fetiche ese de los codos blancos.

    Brazo: hey hey, shhht cállate, que este cabron se mueve, mas nos destapa y ahora si, ni pa´ dios ni pa´ el diablo.

    Pierna: ¡ay no! No manches ¡nooooooo!

    El “cabron” se empezó a mover, giro de un lado a otro de la cama, y la manta cayo, así que la discusión entre el brazo y la pierna lo único que hizo, fue un caos en la cama, por que todo el cuerpo quedo descubierto, y ahora si, nadie se encontraba conforme , el muslo, el cuello, todo, así pues, esto se convirtió en una larga larguísima noche.

    Mrs. Pablo:
    ¡Bienvenido al taller! Aunque el recurso de poner quién habla hace claro el texto, no es muy recomendable. Hay que hacer hablar los elementos del texto a través de él. En este caso es fácil, porque sólo son dos elementos de género distinto, eso nos da una ventaja que hay que aprovecharla. Elimina esa acotación al principio de los diálogos.
    Le falta título al ejercicio.
    Hay que darle una revisada a la ortografía. Cabrón lleva acento y más si es tan cabrón.
    El fetiche de los codos blancos se queda suelto, colgado, fuera de relevancia para la historia.
    Necesitas retrabajar el último párrafo, es el clímax, la conclusión de la historia. No es necesario que pongas cabrón entre comillas, atención a las comas que separan acciones y luego separan elementos.
    Buen intento, Pablo. Esperamos más ejercicios tuyos.
    LSM

  5. Marvin Says:

    – Oye, Brazo.
    – Dime, Pierna.
    – ¿Te puedo preguntar algo?
    – Pues… sólo si estás dispuesta a escuchar la respuesta.
    – ¿Cómo?
    – Si, mira. Yo responderé a todo lo que me preguntes, sin chistar. Así que, si me vas a preguntar algo, más vale que estés lista para la respuesta, ¿va?
    – Va.
    – Pregunta, pues.
    – Dime, Brazo ¿tu caminaste hoy 15 cuadras bajo la lluvia?
    – No.
    – ¿Tu estuviste atrapada en unas medias mojadas y frías?
    – No.
    – ¿Llegaste a casa empapada, con la piel de viejita?
    – Nel pastel.
    – ¿Llegaste oliendo a humedad, a calle, a zapato húmedo y enmohecido?
    – Hmmm… no que yo sepa. No.
    – Ajá. ¿Y te sacaron una uña enterrada o algo así?
    – No. Tampoco. Qué preguntas, ¡caray!
    – Oye, ¿y no te pisó un baboso esta mañana?
    – Dios me libre. Nada de eso.
    – No… ajá. Bueno. Si no te pasó nada de eso, quiero saber algo.
    – Pregunta de una vez, por el amor de Dios.
    – ¡Por qué putas madres tienes toda la pinche cobija, cabrón!
    – ¡Porque tengo dedos prensibles, pendeja! Por eso. Si fuéramos un chango tendría dedos prensibles, también. Pero como no. ¡Te chingas! Y ya déjame dormir, coño. Si no, a ver quien chingados te rasca cuando tengas comezón.
    – Puto.
    – ¿Qué dijiste?
    – Nada.

    Marvin:
    Muy buen ejercicio. Buen manejo de los diálogos. Un cuarteto de comentarios:
    1.- En escritos literarios, si puedes suprimir los números, suprímelos. Así escribe quince en lugar de 15.
    2.- Percibo un asunto de género. Si la pierna le pregunta al brazo, ¿no debería ser en masculino?
    ¿Estuviste atrapadO en unas medias mojadas y frías?
    ¿Llegaste a casa empapadO con la piel de viejitO?
    3.- La pregunta sobre la cobija, está en exclamación, ¿no podrías superponer signos de interrogación?
    4.- Si fuéramos un chango… Si fuéramos extremidades de un chango…
    Muy bien, Marvin, muy bien.
    LSM

  6. Tlalocman Says:

    – Tengo frío.

    – Y yo mucha Güeva de caminar…

    – Camina pues, pero no te lleves mis cobijas.

    . Que menso eres brazo, si lo unico que tengo de calor son tus abrazos, como quieres que me vaya sin ti.

    ABRAZOS A TODAS

    Tlalocman:
    ¡Bienvenido al taller! Conciso. Breve. Bien.
    Falta el guión de diálogo en el último renglón. Hay que ponerlo, pues si no parece voz del narrador y no es así.
    Güeva… no sé cómo se escriba esa palabra. No me suena a que se escriba con g. Sé que es un modismo, podría ponerse en cursiva. Creo que debe escribirse con h. Hueva. No estoy segura, si alguien sabe, que nos ilustre.
    Dale una revisada también a los acentos.
    Gracias por los abrazos
    LSM

  7. Palomilla Apocatastásica Says:

    Orale Marvin, me hizo reír mucho tu texto.
    Vaya Tlalocman, bienvenido, espero que vengas regularmente a desempolvar un poco tus letras…o no os quejeis🙂

  8. Ada Hinojosa Says:

    Échate el trompo a l’uña
    En el piso de tierra del frío cuarto construido con cartones y plásticos bajo un puente de ferrocarril, la vieja pordiosera, acostada en un colchón en el suelo, no lograba cubrir al mismo tiempo, con los periódicos y la pequeña cobija, su brazo izquierdo y la pierna derecha.
    Esa madrugada, cansada de estar escuchando la discusión entre su brazo y su pierna sobre quien debería estar cubierta, y no saber a cual de los dos tapar, echó mano a un chuchillo y empezó, con gran furia, a dar profundos cortes a su pierna diciendo:
    -¿Querías calor? Ahí lo tienes, la sangre es bien roja, y calientita. Ya vez lo que te pasa por no callarte.
    A la mañana siguiente encontraron a la vieja desangrada, muerta, con una extraña sonrisa en el rostro.

    Ada:
    Siempre es ingenioso, aunque se puede caer en el asunto del lugar común, darle título de refrán a los escritos. Puede ser una buena idea para que hagas una serie de ellos. Sería bueno como testimonio de la cultura norestense, misma de la cual conoces mucho y creo que no se te daría nada mal.
    Me sorprendió también que ejercitas bien la brevedad. Acostumbrada a tus textos de largo aliento. Te propongo el ejercicio de que hagas todos tus ejercicios anteriores en la mitad de su extensión. Conserva la anécdota y da sólo los datos necesarios. ¿Cómo ves, te animas? Las minificciones son un buen género para explorar. Conviene mucho ejercitar aquello a lo que no estamos acostumbrados, nos proporciona más habilidades.
    La primer oración es muy larga. Fracciónala. Ponle algunas pausas que faciliten la lectura.
    Cuartucho vendría mejor que cuarto. Abunda en la cuestión de atmósfera.
    La última frase podría reconstruirse, aquí te va una sugerencia: Con una extraña sonrisa en el rostro, en medio de un charco de sangre encontraron muerta a la pordiosera a la mañana siguiente.
    Juega con más posibilidades de reconstrucción.
    Felicidades, Ada. Muy buen ejercicio.
    LSM

  9. marvin Says:

    Lorena, me dijiste que tenía otro comentario, ¿dónde está?

  10. marvin Says:

    SANMILLAN, no sé si se valga responder a tus observacioes pero… cuando dijo si “fuéramos un chango”, me refería al todo, a todo el cuerpo. Que bueno, por lo visto no fue tan claro. Pero esa era mi intención.
    Asumiendo que el brazo y la pierna se consideran parte de un todo.

    PABLO, ese cuerpo hacía el amor con otro? o sólo era la mano, haciéndole el amor al cuerpo?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: