Viernes de Taller: Ejercicio 17

Para todo aquel y aquella que guste entrarle a la onda de la escritura, los viernes publicaré un ejercicio tomado del libro Taller de Escritura: 1303 Ejercicios de Creación Literaria del escritor regiomontano Felipe Montes. Quien guste entrarle y que no sea tímido deje su tarea como un comentario y recibirá bien intencionada retroalimentación.

Ejercicio 58. CON MANTEQUILLA. Escribe un anuncio para vender palomitas en un pueblo donde nadie ha escuchado sobre ellas.

Gracias por su participación. Felicidades por su fantasía y creatividad. Durante la semana escribiré algunos comentarios y el viernes tendremos un nuevo ejercicio.

Lorena Sanmillán

3 Responses to “Viernes de Taller: Ejercicio 17”

  1. Fernanda Says:

    CABEZA: ¡SE VENDEN PALOMITAS!

    BALAZO: Que no te cuenten, pruébalas.

    TEXTO: Si así huelen, imagínate qué tal sabrán.
    Estamos tan seguros de que te encantarán que tu primera bolsita es gratis.

    Fer:
    Aunque tiene sentido del humor y orden, si no conociera las palomitas, no me animaría a comprarlas. Tiene buena estrategia de mercadotecnia. Si no estoy cerca y no puedo oler pero veo el anuncio, no me atrapa. Si estoy cerca y puedo oler, quizá me acerque a ver de qué se trata. Hay que vender más la imagen del producto. Subraya el asunto de que es GRATIS! Eso siempre gancha.
    Un besazo lleno de palomitas con caramelo.
    LSM

  2. Palomilla Apocatastásica Says:

    En bolsa o en caja.

    De mantequilla, o caramelo.

    Crujen en tu boca.

    Pruébalas

    Pa

    lo

    mi

    tas

    Por que aún sin alas…

    Vuelan

    Palomilla:
    Este ejercicio es un poco más ingenioso. Quizá ponerle un poco más de arenga:
    Libéralas de su caja.
    Libéralas de su bolsa.
    Haz que vuelen en tu boca.
    Algo así que invite a la sensación. Este anuncio llama un poco más que el de Fer.
    Y las palomitas con chile? Y las palomitas con queso? Y las palomitas con mostaza?
    Recuerden que era para anunciarlas en un pueblo donde nunca habían oído hablar sobre ellas.
    Buen intento.
    Un abrazo lleno de sal
    LSM

  3. Fernanda Says:

    Una vez, hace años, visité un pueblo en la mixteca oaxaqueña. Iba rumbo a la playa por la via larga.

    En esos pueblos todavía se acostumbra anunicar las cosas por perifoneo. En una caseta o en un coche andando, alguien toma un micrófono y avisa que en la casa de don Chon acaban de matar un puerco o que en la casa de Juana hay deliciosos molotes.

    Lo recuerdo porque aquella vez se estaba inaugurando en ese pueblo la primera pizzería, de modo que coincidí con el coche que iba de calle en calle perifoneando:

    Vaya a casa de Don Julián a probar las nuevas picsas… son como las tlayudas, pero con pan…

    ¡Me meaba de risa!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: