Viernes de Taller: Ejercicio 25

Para todo aquel y aquella que guste entrarle a la onda de la escritura, los viernes publicaré un ejercicio tomado del libro Taller de Escritura: 1303 Ejercicios de Creación Literaria del escritor regiomontano Felipe Montes. Quien guste entrarle y que no sea tímido deje su tarea como un comentario y recibirá bien intencionada retroalimentación.

Ejercicio 278. PIROTECNIA. Describe un espectáculo de fuegos artificiales.

Gracias por su participación. Felicidades por su fantasía y creatividad. Durante la semana escribiré algunos comentarios y el viernes tendremos un nuevo ejercicio.

Lorena Sanmillán

6 Responses to “Viernes de Taller: Ejercicio 25”

  1. Inanna* Says:

    Las luces se apagaron después de cuatro horas de espera. Alex parado en la butaca número setenta y cuatro con los ojos bien abiertos esperando que todo el espectáculo comenzara. De pronto humo salía por debajo de un gran telón color negro… Los gritos por todos lados, las luces apagadas y el corazón, se nos quería salir del pecho.
    El telón empezó a subir y con él retumbaban en todo el recinto el sonido de una batería y las cuerdas de tres guitarras, al llegar a la mitad de su trayecto; se soltaron las pocas pinzas que detenían ese gran montón de tela que cubría al mejor grupo de Metal Rock que he visto tocar. Y de abajo, salía fuego que cubría casi toda la humanidad de Bruce Dickinson mientras la gran multitud gritaba, saltaba, y lloraba de tanta emoción. Alex se quedó en silencio… Mientras el fuego seguía saliendo; el escenario ardía (literalmente) poco más de diez segundos pasaron cuando a la par de el primer fuego pirotécnico Alex gritó ¡Woooow! Y las luces y los colores se adueñaban de toda la oscuridad que había ahí dentro. Rojo, amarillo, naranja, azul, verde. El arcoíris musical estaba frente a nuestros ojos. Justo a la mitad del show otra capa de humo de colores y un gran cuadro de luces y fuego cubría el escenario para darle paso a la mascota de la Banda, (Eddie) salió desde dentro de la escenografía a saludarnos con esos enormes ojos a aumentar más la emoción.
    Estábamos ahí, alumbrándonos entre todo ese sinfín de colores luminosos, tapándonos los oídos con las más claras notas de música rockera, llenándonos el corazón con los sonidos de una batería vuelta loca. Y en el cielo. Estrellas ficticias nos acariciaron al terminar la función.

  2. Fernanda Says:

    Apenas puede una moverse a empujones y cuidándose las nachas para que no fuera a sobrosearte algún cabrón. Muchos llevan el rosto maquillado con motivos patrióticos. Huele a gente, pan de nata y la pólvora de los cohetones que algunos irresponsables truenan junto a nuestros tobillos. Encuengtras un huequito junto a la Catedral donde podemos acurrucarnos a ver el espectáculo:

    ¡Viva México!
    ¡Vivaaaaaaaaa!

    ¡Viva México!
    ¡Vivaaaaaaaaa!

    ¡Puuuum!

    Tiembla el suelo. Del castillo brincan las luces multicolores que pintan el cielo y nos distraen a todos del tibio olor a pólvora que nos inunda los pulmones. Con cada nueva explosión, el fuego hace figuras, dibuja espirales, ilumina a los héroes que nos dieron patria. Entre vivas, risas y trompetas, Zapatas con bigotes falsos y Adelitas celebran su independencia.

    De pronto una ambulancia se abre paso entre la gente, los soldados corren y nos atropellan a todos. Llega la policía.

    -¿Qué pasa?
    -Alguien se accidentó seguramente…

    No entiendes nada. Hay gente en el piso, bañada en sangre. Aunque lo ves, no atinas a entender si es real o tienes una pesadilla. Hay gente rota, dolor, lágrimas. El bracito de un niño, tirado, sin el cuerpo. Una cadena de hombres te pide que aceleres el paso, que no veas ni te detengas. El miedo cunde como una enfermedad que no alcanzamos a entender.

    Fernanda:
    Muy buen texto. Trabájalo.
    La primer pareja se te olvida. ¿Qué pasa con ellos? Mencionas a dos al principio y se te olvidan al final.
    Quítale los “nos” en el párrafo después de ¡Pum!
    “Los soldados corren”. No mencionas a los soldados antes. Eso se arregla muy fácil con “Soldados corren”.
    Cambia el orden de la frase: Seguramente alguien se accidentó. Aunque por otro lado, el diálogo denuncia que pasa algo. Sostén el misterio con algún “No sé, vamos a ver”
    No entiendes nada. Esta frase le da voz a alguien que no se menciona en el texto. Quítaselo y no pasa nada. Se entiende mejor el texto así. Analiza esa voz narrativa, pues es la que cierra el texto.
    Muy buen ejercicio, Fernanda.
    Un abrazo
    LSM

    LSM

  3. rostizado Says:

    salí de la casa de los espejos y me quedé media hora ahi, esperando que salieran mis hermanos y mi mamá; me gustaba observar como volaba el algodón de dulce que se le escapaba al algodonero, era como un pedazo de telaraña que viajaba según el capricho del viento, los demás niños de mi edad corrían y saltaban intentando alcanzarlo.

    ya explotaban los cohetones anunciando el inicio del castillo, mis hermanos y mi mamá salieron por fin y rapidamente buscamos un lugar central para poder observar todo el acontecimiento pirotecnico.

    logré quedar al frente y hubo un tronido muy fuerte, los chifladores aprisionados en el circulo de abajo, hacían girar la rueda y las luces de colores mostraban la imagen de una buey, en otro circulo la imagen de un borrego, asi me deslumbraba con alegría y cada que aparecía algo nuevo todos aplaudiamos, era realmente hermoso, los chamacos corrían debajo de la lluvia de luz.

    a cada tronido una nueva rueda comenzaba a girar, la imagen que mas me gustó fue la de la santisima trinidad, arriba de ella estaba una paloma multicolores que giraba alegre, pero lo mas impresionante del castillo fue la corona, comenzó a girar y parecía que se paraba cuando otra vez tomaba fuerza con un nuevo tronido y el silbido opacó el aaaahhhhh de la gente cuando la corona se empezó a elevar, todos con el cuello estirado, viendo con asombro el vuelo de la corona de luz que se elevó hasta que se apagó y comenzó el descenso con el aplauso de la concurrencia.

    no acababan de aplaudir cuando salió quién sabe de donde, un torito de luz que corría por todos lados, intentando picotear a quien se pusiera en su camino, llevaba circulos de chifladores y cohetes, todos corrían intentando eludir el picotazó, algo que algunos no lograron y se les prendía un poco el pelo, la camisa o el jorongo, pero rapidamente se les apagaba.

    la cosa fue que el torito se encabritó y corrió directamente hacia le puesto de elotes, no se su el señor que estaba manejando el torito de cartón estaba borracho o de plano le traía ganas a la elotera, pero después de la explosión, terminaron chamuscados, entre gritos de dolor y de espanto, se los llevaron en la misma ambulancia, dicen que desde entonces quedaron prohibidos los toritos, ahora los hacen sobre figuras de bueyes, noooo si son bien abusados pa’ la fiesta estos rancheros condenados.

    Rostizado:
    Se te da el tono íntimo del texto. Se nota que tiene qué ver contigo o al menos así lo supiste transmitir.
    En la primera línea, de inicio la obvia mayúscula para comenzar. No importa cuánto tiempo estuvo esperando el chamaco, puedes suprimir la media hora. Quedaría así: “… ahí me quedé esperando a mis hermanos y a mi mamá. Me gustaba…”
    La imagen del algodonero es genial. Muy bien retratado.
    Para quienes han visto castillos de pólvora armados, es fácil seguir tu narración. Ahora intenta hacerlo para los que nunca en su vida lo han visto.
    “Los chamacos corrían debajo de la lluvia de luz”. No sabía que se te diera hacer algún tinte poético. Muy bien, Rostizado. Eso le da una nota más a tus ejercicios. Suéltate. Déjate fluir.
    Santísima Trinidad va en mayúsculas, pues es un nombre propio.
    El ahhhhh de la gente, platícalo, nárralo. Cuenta a qué se refiere. El asombro, la sorpresa, el contento, la emoción. Cuéntala, transmítela.
    Comenzó el descenso “seguido de” los aplausos, o bien Comenzó el descenso entre una alfombra de aplausos. Algo así. Una imagen que englobe lo que sucede.
    El último párrafo es complicado por su tono explicativo. Te sugiero una voz narrativa que cuente las cosas que pasan sin emitir juicios. Lo cual le permitirá al lector sacar su propia conclusión. Es buena la idea del torito enamorado del puesto de elotes. Sin embargo, el romance es otra anécdota encima de los juegos pirotécnicos. Quizá ese sea un texto que puedas trabajar por separado.
    Te recomiendo que lo leas en voz alta para que escuches cómo se lee y con ello acomodes la puntuación.
    Un abrazo
    LSM

  4. incitatüs Says:

    Lágrimas pequeñas acompañan sus ojos. Trató de enjugarlas, pero cada vez brotaban más. Bajó un poco la visera de su gorra, el pasajero de al lado había notado un sollozo.

    Pensaba en una última conversación telefónica con su padre:
    -“Hija, recuerda que tienes que ser fuerte, cuida a tus hermanos.”
    -“Sí papá, así lo haré, pero tu estarás bien. Siento mucho no poder estar contigo ésta Noche Buena, pero el autobús tuvo un retraso, mañana estaré contigo en el hospital.”
    -“No te preocupes, soy fuerte, éste pequeño infarto no me derrumbará. Hija, aún en los momentos más tristes puedes encontrar lo bello de la vida. Búscalo siempre y siempre lo encontrarás. Recuerda que te amo.”
    -“Lo sé, y yo también te amo papá.”

    Una ligera sacudida la regresa a la realidad. Observa su reflejo incoloro en el cristal del autobús. A lo lejos, un resplandor llama su atención. Rojo, verde, blanco y amarillo iluminan el cielo. Levanta la mirada y observa el espectáculo de luces artificiales de aquel pequeño pueblo lejano. Las lágrimas aún distorsionan las formas. Los recuerdos de su infancia venían de nuevo a su memoria. Su padre y hermanos pequeños solían asistir en Noche Buena a aquella plazuela en su ciudad natal. La madre había fallecido poco después de dar a luz a su más pequeño hermano. Eran humildes, Papá Noel nunca había llegado a la mañana siguiente. Sólo las luces de colores acompañaban y llenaban de alegría sus corazones mientras los pequeños buscaban formas en las mismas.

    -“Señorita, ¿se encuentra bien?” – pregunta su vecino de asiento.
    -“Sí, -apenas y sonríe- estoy bien. Feliz Noche Buena señor.”
    -“Gracias señorita, pero aún no es Noche Buena.”

    Callada, regresa la mirada a la ventana. No había pueblo a la distancia. No había luces artificiales o algo parecido. Una lágrima y un sollozo de nuevo la acompañan. Comprendió justo en ese momento, que su padre, no la esperaría la siguiente mañana.

    incitatüs
    (abril’09)

    Incitatus:
    Qué gusto tenerte de regreso en este taller. Qué gusto además tener un texto tan sensible sin llegar a lo cursi.
    Cambia el orden de la primera línea. Pequeñas lágrimas…
    El asunto de la gorra da una pista falsa porque hace referencia masculina y después hablas de un personaje femenino.
    “reflejo incoloro” es una imagen difícil de conciliar
    Cuida el tiempo verbal en el tercer párrafo: “infancia venían de nuevo a la memoria”. Te sugieron cambiarlo a “infancia vienen de nuevo a la memoria”, pues estás hablando en presente.
    El diálogo se siente muy forzado. Busca frases más naturales.
    Reconstruye la frase final: Justo en ese momento comprendió que su padre no la esperaría a la mañana siguiente.
    Piensa en un título para este texto. Revísalo porque es el germen de un cuento muy bueno. Le falta trabajo pero sé que lo podrás lograr.
    Felicidades, Incitatus
    Un abrazo
    LSM

  5. Alisma Says:

    IT´S A SMALL WORLD

    – Con permiso, con permiso, excuse me…

    Mi cuerpo maldecía los golpes, apachurradas y pisotones que recibía mientras intentaba abrirme paso para llegar frente al maldito lago. Desde ahí me habían dicho que vería el espectáculo completo. Y yo, como una tonta, había pensado que con irme unos quince minutos antes tendría para encontrar un buen lugar. Al fin y al cabo, durante la tarde había visto que el lago se encontraba justo en el centro de Epcot Center, y como era inmenso, no vi mayor problema, ¡cómo no iba a encontrar un huequito en donde acomodarme en un lugar de semejante tamaño!

    – ¿Me permite? Excuse me, no, sir, I´m sorry… con permiso, disculpe…

    Con la integridad inservible y mis pies en pie de guerra logré colarme. Quedé como barra de pan Bimbo en carrito de mandado repleto, pero muy orgullosa, frente al lago.

    Conté uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis… seis chorros bailoteando en medio del agua y al compás de lo que alcanzaba a catalogar como música clásica. Me era imposible identificar la melodía con tantos niños gritando a mi alrededor. Uno en especial me estaba crispando los nervios, sentía unas terribles ganas de voltear y hablar unas cuantas palabras con su madre pero preferí juntar mis energías en una mirada aniquiladora. Giré para enfrentar al pequeño de gritos impertinentes cuando un oleaje de exclamaciones llegó a mis oídos.

    Mis ojos se desviaron y mis pupilas se llenaron de un arco iris de intermitentes colores, ráfagas de brillos, chorros de agua subiendo y bajando y deslumbrantes luces en forma de flechas y globos. Todo parecía doblegarse al ritmo de las notas musicales compuestas por Mozart y Beethoven. Los presentes miraban boquiabiertos, con pena y dolor de quijada me di cuenta que yo me contaba entre ellos. Incluso las estrellas, celosas del espectáculo parecían haber decidido bajar para observar la cascada de chispazos que iluminaba el lugar.

    Un poco fastidiada de tanto juego pirotécnico volteé a ver a las personas a mi alrededor: musulmanes, chinos, franceses, mexicanos, gringos, italianos, ingleses, árabes e incluso gente de razas que no me podía ni imaginar estaban casi codo a codo. Poco importaban las diferencias ideológicas y toda esa sarta de estupideces que a diario divide a las personas.

    En ese momento, frente al lago, sólo éramos un puñado de gente con tortícolis mirando el cielo.

    Alisma:
    Cuidar en el primer párrafo la repetición de “maldecía” y “maldito”, “centro” de Epcot “Center”.
    Para quien no sepa qué es Epcot Center, la referencia carece de sentido. Luego ya no mencionas el Epcot, se queda colgado. Poco importa donde sucede esto. Pon algo genérico que englobe el asunto donde suceden los juegos pirotécnicos.
    Y yo, como una tonta… reconstruye esa frase. “Había pensado que con irme…(…) qué tonta fui.
    Lo que tienes entre signos de admiración es explicativo y sale sobrando.
    Cuida las repeticiones “como pies en pie de guerra”. Tienes dos “comos” muy seguidos. El segundo bastante chafa. Si estás hablando de New York, qué ondas con citar el Pan Bimbo? Pues no es este asunto muy internacional? y otra nota más sobre esto: cuidado con las referencias. Para alguien ajeno al contexto, no sabrá qué es una barra de pan Bimbo.
    Otra cosa, NADA ES COMO NADA, TODO EXISTE, en ese sentido hay que evitar las comparaciones con los como, como el mar, como el agua, como el sol. Dí cómo es la cosa. Dí cómo se siente. Descríbela. Esa es la chamba del escritor. No hagas como si escribieras: ESCRIBE!
    El niño que la distrae en el lago sale sobrando. Me gustaría que el texto sólo conservara la alegoría de la fuente como preludio a lo que sucederá en el cielo y la idea de la música. Emplear la idea de la música posteriormente para redondear el contexto.
    Los presentes miraban boquiabiertos… tengo una imagen muy clara y arrobadora que luego la matas con “pena y dolor de quijada”- En ese párrafo es super interesante y se le puede sacar mucho provecho a la fuente de agua, la fuente de colores en el cielo y la música. Pon algunos elementos más, algunas notas musicales que bailen ahora sí haciéndole honor al disco de Mecano “Entre el cielo y el suelo”.
    La imagen de las estrellas celosas, es muy padre aunque suena un poco a lugar común.
    No fastidies al narrador y que él o ella no se fastidie al ver la diversidad de razas que lo acompañan. Hazlo que lo disfrute y lo integre como una metáfora de lo que ocurre en el cielo. Las razas son juegos pirotécnicos de la humanidad. Compártele esa visión y que al verlo así, nos regale otro párrafo entrañable, sobre todo si lo enlazas con la última línea.
    Investiga el uso del término “mandíbula” y “quijada”.
    Revisa el fondo del texto y después vemos lo referente a la puntuación, que también necesita una revisada. Buen acierto lo del título.
    Atención a la referencia espacial. El ejercicio trataba de los juegos pirotécnicos, quizá no haya que ahondar tanto en dónde suceden estos, sino sólo en describir cómo son.
    Saludos
    LSM

  6. Liltih Says:

    Estando a tu lado no importa nada, la vida es facil y libre a tu lado, miro el cielo nocturno desde lo alto de este edificio, veo como las personas inundas las calles y celebran con alegría.

    Mis ojos dominan la ciudad mas grande del mundo, me abrazas, me besas, pero sabes ser tierno no me quitas del ventanal porque sabes que espero con ansias las luces en el cielo.

    Explota en colores la primera, la segunda, la tercera, otras muchas, son piedras preciosas en el manto de una virgen, joyas momentáneas en la oscuridad, mi corazón canta, cada luz en la inmensidad del infinito es mi propio yo, que conoce las alegrías y desgracias de la vida.

    Como ese cielo iluminado es la existencia, la luz brilla mas intensamente en la oscuridad, así es también el amor, explota como soles coloreando las sombras de nuestras almas, no importa cuanto dure su explosión es inolvidable.

    Cada vez mas brillos en el cielo un deseo por cada chispa, un beso por cada relámpago artificial, antes de que se terminen las luces del cielo hazme el amor, el verdadero amor,quiero sentir el alma tan iluminada como ese cielo nocturno.

    Liltih:
    Buen ejercicio. Los dos primeros párrafos pueden juntarse en uno solo. Repiten la misma idea.
    El tercer párrafo es muy fuerte y tiene imágenes muy afortunadas que se pierden con lo explicativo de “que conoce las alegrías…” Sugiero que lo dejes hasta “mi propio yo”. Así mantiene la contundencia y la frescura de las imágenes tan certeras que has provocado en el lector. Para darle más fuerza, podrías sustituir la palabra “colores” del inicio del párrafo y crear una imagen poética de los colores. Así como has creado los demás. Cuida de no saturar el párrafo.
    El final es bueno, aunque un poco flojo. Explóralo para darle fuerza al cierre. Se presta para crear imágenes bellas.
    Es necesario que lo leas en voz alta para que percibas la cuestión de la sonoridad, el ritmo y sobre todo la puntuación que es una de las debilidades de este texto que ejercita los tintes poéticos para describir.
    También le faltan emociones. Es un texto breve que no necesita crecer para entenderse. Lo que necesita es que se exploren adecuadamente los términos y conceptos que perfila. No lo dejes suelto así nada más, también búscale un título.
    Adelante. A pulirlo y sacarle todos los brillos de la noche.
    Un abrazo
    LSM

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: