Los poemas suelen ser

Mientras Benedetti agonizaba, yo reparaba una tubería de pvc. Esta metáfora ilustra la gran diferencia: mientras que unos hacen poesía, a los otros sólo nos quedan las cosas cotidianas. El artículo de esta semana en 15 Diario habla de eso. He aquí el link por si desean echarle un vistazo:

Los poemas suelen ser

Mi novela favorita es “Primavera con una esquina rota”. La recomiendo ampliamente.

Lorena Sanmillán

Advertisements

4 Responses to “Los poemas suelen ser”

  1. Renato Tinajero Says:

    No, Lorena.

    Poesía y cotidianeidad no se disputan. La poesía también es cotidiana, o debería serlo. Y de lo cotidiano se nutre la poesía.

    Dos caras del mismo quehacer humano: práctico, material, objetivo, volcado hacia la realidad del mundo.

    Tan necesarias son la poesía y las tuberías de pvc.

  2. Renato Tinajero Says:

    No, no soy justo contigo, Lorena, perdóname. Tienes mucha razón, la poesía se nutre de lo cotidiano, pero es más que eso. Hace que lo cotidiano sea más que cotidiano. Lo hace poesía, ni más ni menos.

    Lo que pasa es que me gustaría mucho ver bajar de su pedestal a esa señora tan emperifollada que es la poesía. Me gustaría que usara pantuflas y fuera más cotidiana y más amable con todos. ¿Será ese el mérito de Benedetti, que hizo una poesía así de amable y así de generosa?

    Pero sigo pensando que las tuberías son tan necesarias y tan importantes como la poesía.

  3. Palomilla Apocatastásica Says:

    La vida es tan paradógica, que mientras a alguien le duele el estómago del atracón que acaba de darse, en algún otro lado hay alguien muriendo de hambre.

  4. rostizado Says:

    Renato, creo que tu lectura no es la idonea, Lorena no dice que la poesía y la cotidianeidad se disputan, y creo que tienes razón al afirmar que la poesía se nutre de lo cotidiano, solo hace falta la sensibilidad para poder decir de una forma bella, los sentimientos que se guardan en las actividades diarias y para eso hace falta aparte de una facilidad de expresar lo que nos inunda, la capacidad de asombro que muchos hemos perdido, por ejemplo, en la presencia de un picaflor en el arbusto silvestre de mi patio que a mi parecer, es un buen tema, por que dejame decirte que eso sucedió en mi patio en el distrito federal.

    ¿como decir lo que me provocó esta visión fortuita que se convirtió en cotidiana durante las madrugadas de algunos días? saludos Lorena Sanmillán un abrazo caluroso

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: