Archive for July, 2009

Lakmé Flower Duet

July 30, 2009

Lorena Sanmillán

Hoy leo en el Colegio Civil

July 29, 2009

colegio civil 003

¿Qué significa para mí leer en el Colegio Civil? Comparto unos cuantos de mis signficados en el artículo que hoy se publica en 15 Diario.

Hoy leo en el Colegio Civil

Los espero esta noche, en la sala “Cinema Fósforo” del Colegio Civil, a las 20:00 horas, dentro del ciclo de poesía Verso Norte.

Un abrazo

Lorena Sanmillán

p.s. Dios tuvo un sueño y le puso tu nombre.

Verso Norte Miércoles 29 de Julio

July 29, 2009

.postal_verso_norte_09_rev

El próximo miércoles 29 de Julio, gracias a la invitación de Zaira Espinosa, participaré en el ciclo de poesía Verso Norte. La cita es en la “Sala Cinema Fósforo” en el Colegio Civil. Este edificio significa mucho para mí. Mis primeros textos los escribí sentada en los escalones del Aula Magna, allá y entonces, casi veinte años antes. Esta es una atenta invitación a que me acompañen a este espacio, a este momento, a este reencuentro.

Lorena Sanmillán

Programa “La Brújula”

July 28, 2009

Este martes, a las 11:00 a.m. acompaño a Zaira Espinosa (Editora de la Revista Posdata) en el programa “La brújula” en Radio Nuevo León. Ojalá puedan escuchar el programa. Un abrazo y mañana nos vemos en Verso Norte.

http://www.radionuevoleon.com.mx/

Lorena Sanmillán

Eterno es este amor

July 27, 2009

Quiero ser la imagen que se queda

la que sueñas cada anochecer.

Indispensable. Única. Absoluta.

Ninguna puede amarte como yo.

Quiero ser la luz sobre tu almohada

cada día verte despertar.

Hacer interminable cada encuentro.

Perpetuo.

Yanni

Lorena Sanmillán

Texto de Susana Guzner

July 25, 2009

Comparto hoy un texto de Susana Guzner, publicado en la Revista Página 12, de Argentina. Que lo disfruten.

Maravillosa criatura

Lorena Sanmillán

Sanmillanos 2009

July 24, 2009

_MG_1086

Fui al Gargantúas porque me dijeron que ahí se reunía un grupo de los escritores de Nuevo León, unos tales sanmillanos. Mi madre me lo dijo y yo le prometí que iría a verlos, escucharlos, presentarlos, disfrutarlos y promocionarlos el pasado 22 de junio de 2009, en ocasión del solsticio de verano y previo a la noche de san Juan. Le apreté sus manos en señal de que lo haría, pues ella gobierna mis pasos y siempre estoy en plan de prometerle todo.
Al despertar Lorena Sanmillán esta mañana, tras un intranquilo sueño, se encontró en su cama convertida en un seudónimo femenino, personaje literario, sujeto de la convocatoria que nos reúne cada año en el Encuentro de Escritores Sanmillanos.
En esta ocasión se anotaron para leer 88 plumas locales, nacionales e internacionales, cuyos textos se integrarán en la Memoria Virtual 2009. La Memoria Virtual 2008 tiene, hasta el momento de escribir este artículo, 9980 visitas.  El contenido de la página condensa el hacer literario de los participantes aquí y ahora. Nos proporciona un retrato fiel de las letras contemporáneas y sin duda será un referente obligado para las futuras generaciones.
La presencia de los talleres literarios se afirma. Así, estuvo presente el Taller de Mario Anteo, Taller del Barrio Antiguo, Taller de Bocetos de Escritores, Los Marcianos, Los Marumitos, Los Mancuspios, el colectivo De carne y verso, entre otros. Bienvenidos fueron los escritores en ciernes. Debemos seguirles los pasos hasta verles en papel. Se requiere disciplina, voluntad, pasión y creatividad. A escribir se aprende escribiendo.
Sonetos, poemas, cuentos, fragmentos de novelas, minificciones, relatos, recetas de cocina, reflexiones y ensayos, fueron leídos durante el transcurso de esta noche que fue el preludio de mi cumpleaños. Gracias por las letras. Gracias a Luis Javier Alvarado por su canción. Gracias a Elia Martínez-Rodarte por suspender su lectura para cantar “Las mañanitas”. Gracias por los regalos, por sus palabras, por sus abrazos llenos de amistad y por el profundo amor que vi reflejado en varios pares de pupilas que han acompañado mi camino a lo largo de los años. Gracias a los nuevos peregrinos que se suman a mi ruta. Gracias a Eligio Coronado por la idea y su incansable labor de promoción cultural.
No es bien nacido quien no es agradecido. Por eso, el Sanmillano agradece al maestro Iván Oñate (Ecuador), Jaime Velásquez, Gabriel Fuster y Leticia López (Veracruz), Jorge Gómez Jiménez (Venezuela) Alberto Rivera (México, D.F.), Jordi Rosquillas (Chiapas) y Mariana Pérez-Duarte (España), que desde otras latitudes nos acompañaron. Las letras son heraldos de la presencia espiritual.
Del mismo modo, un reconocimiento especial a todas las personas que hicieron difusión al evento por medio de sus propios blogs y a través de los medios, en especial a Luis Lauro Garza (15 Diario), Julio César González Ornelas (El Porvenir y El Tren), Jorge Gómez Jiménez (revista Letralia, de Venezuela) y David Ricardo (Boletín de noticias del Instituto del Libro y la Lectura, A.C.), Zaira Espinosa (Posdata).
También mi agradecimiento por su amistad y colaboración a todas las personas que participaron en la logística del evento: Víctor y Rubén, Lorena Tristán, Alejandra Muñoz, Lupita Pérez, Erick Muñiz, José Antonio Torres, Horacio Garza, Marisa Covarrubias, Aldo y Luis. Grace, gracias siempre. Un reconocimiento especial a María Belmonte y Xavier Araiza por facilitarnos el Gargantúas, a Pedro de Isla por  su presencia y por crear el Foro de Escritores de Nuevo León que facilitó la difusión del Sanmillano y a Antonio Castro Manzano por los diplomas y la manta.
Seis meses de promoción se vieron coronados por seis horas de lectura. Víctor Olguín y El Foco clausuraron el evento a la 1:31 a.m. Se abre la convocatoria para el próximo año. Si superamos el número de plumas, quizá alguna vez podamos anotar en la crónica la versión Sanmillana del Dinosaurio: Y cuando Sanmillán despertó, los Sanmillanos todavía estaban ahí.
¡Gracias… totales!

Artículo publicado en el Suplemento Cultural 15 Diario el 24/06/09

Lorena Sanmillán

En la foto:

En la mesa: Betty Galaviz, Elia Martínez-Rodarte, Nervinson Machado, Xitlally Rivero e Ileana Cepeda.

Segundo plano:  Francisco Serrano, Ximena Peredo, Martínn Bermejo, Sanmillán, José Antonio Torres Reyes, Josué Gabriel de Montemayor, Luis Javier Alvarado, Matamoros, Leticia Damm, Aidé Cavazos, Eligio Coronado, Zacarías Jiménez, María Belmonte y Guillermo Berrones.

Para hacer un poema dadaísta

July 22, 2009

Comparto hoy las instrucciones de Tristan Tzara para hacer un poema Dadaísta:

Coja un periódico.
Coja unas tijeras.
Escoja en el periódico un artículo de la longitud que cuenta darle a su poema.
Recorte el artículo.
Recorte en seguida con cuidado cada una de las palabras que forman el artículo y métalas en una bolsa.
Agítela suavemente.
Ahora saque cada recorte uno tras otro.
Copie concienzudamente
en el orden en que hayan salido de la bolsa.
El poema se parecerá a usted.
Y es usted un escritor infinitamente original y de una sensibilidad hechizante, aunque incomprendida del vulgo.

A su debido tiempo compartiré el ejercicio que resulte y será grato ver los suyos.

Lorena Sanmillán


Un domingo en Facebook

July 22, 2009

En el artículo de hoy, en 15 Diario, hablo sobre el Facebook. La comunindad virtual tiene su patria en cada laptop. Para quien guste darle un vistazo, he aquí el link:

Un domingo en Facebook

Lorena Sanmillán

p.s. Ya viene Libros de Nuevo León.

La luna

July 20, 2009

Un poema del maestro Sabines para no dejar pasar por alto el alunizaje de hace cuarenta años:

La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es el mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.
Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas

Jaime Sabines

Lorena Sanmillán