Pasión magenta

Jamás lo habría imaginado, pero el sábado pasado acudí al Woodstock. Pocas veces me había sentido tan fuera de lugar y tan vilmente defraudada por el servicio, la comida y el estacionamiento. No tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre; por eso, no volveré se los juro por Dios que me mira. ¿A qué fui? A ver a Lila Downs. Mi artículo de hoy en Kultur, habla sobre ello. He aquí el link para compartir, en letras, ese momento.

Pasión magenta

Lorena Sanmillán

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: