Cabañuela 2

No sentí la llegada del día dos de Enero. Cuando me di cuenta, en la computadora marcaba las tres de la mañana y yo seguía trabajando. Es impresionante cómo se pasa el tiempo frente a la pantalla. Y no sólo en el Farm Ville, sino en lo que realmente importa. Mucho por hacer para avanzar. Mucho por hacer para concretar los sueños, los pendientes. Crear es el ansia, sobrevivir es la tarea principal. Dormí en cama ajena, con mucho frío, me hicieron falta mis centenares de cobijas.

Desperté casi a mediodía y estaba soleado. 17°C. Más tarde el clima fue bajando hasta llegar a los 10°C y al menos allá en Laredo hizo mucho mucho viento. En el camino de regreso a Monterrey, un termómetro marcaba en la carretera 8°C. Y la luna seguía brillando, pronosticando helada.

17° C, soleado y con viento. Febrero, como siempre, lleno de aire y con sol, de ese que no calienta pero cómo da lata.

Lorena Sanmillán

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: