Cabañuela 4

Uy. Pues los del clima le atinaron y estuvo terrible el día de hoy. Amaneció lloviendo, lloviendo y no paró de llover en todo el día. Monterrey y Londres eran un sinónimo sin importar la distancia geográfica que los separa. Riquísimo para caminar abrigado. Excelente para permanecer en casa, aunque para mucha gente significó el regreso a las actividades laborales como primer día hábil del año. Lástima que tuve varias vueltas qué hacer y el saco de lana no fue suficiente. Los guantes tampoco. Con todo y eso, a mediodía se me antojó una nieve de Nutrisa. Se me heló hasta el corazón.  Por la tarde-noche, Luis Lauro me invitó un té de menta, que, como siempre, me provocó acidez. Odette Alonso se queja del frío en el Facebook. No  he visto las noticias, pero supongo que hubo mil accidentes viales atribuibles -como siempre- al pavimento resbaladizo antes que a la imprudencia al conducir. Me duermo cobijada entre diez mil cobijas y aún así siento frío. Frío, pero rico. Mi primer libro del año: “El lector” de Bernhard Schlink.

6° C. Lluvioso y neblina. Abril estará fresco y esperemos que llovido.

Lorena Sanmillán

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: