Cabañuela 22

He descubierto el hilo negro: Los días son como la vida. Cuando reseño algo, es porque me ha impactado sobremanera, por extremoso. Hoy ha sido un día templado y por eso quizá no hay mucho qué decir. Parecía un día del buen marzo, justo como la cabañuela que corresponde. Un viernes tranquilo dentro del espectro de las tantas cosas por hacer. 22°C al amanecer, 35°c a media tarde, soleado y sin viento. Por la noche, una noche fabulosamente estrellada, estuvimos a 23°C. Empezaron a salir las camisetas y vi algunas sandalias. Dicen que dijo (me gusta la frase) Abimael, el cuate que habla del clima en la televisión, que la próxima semana volverán los cambios.  Marzo pinta, según esta cabañuela, para ser extraordinario.

Lorena Sanmillán

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: