Coral de estrellas

El pasado miércoles 20 de enero de 2010, en la Biblioteca Central Fray Servando Teresa de Mier, presentamos el número monográfico 74 de La Quincena, dedicado a la maestra Coral Aguirre.  La noche estuvo cálida como pocas de este mes y la luna estaba tan feliz que no podía ocultar su sonrisa. Muchas gracias a quienes nos acompañaron: Ismael Vidales, Marlen Ramos, Mario Anteo, Vidal Medina, Jaime Villarreal, Leticia Damm, Tomás Corona, Aidé Cavazos, Jessica Nieto, Marcelo de la Rosa,  Gerson Gómez, Julio César González (El Porvenir y El Tren), Rubén Eduardo (Revista Comala),Tanya Ventura, el equipo de La Quincena, entre otros asistentes. Infinitas gracias a todos.

El llamado a las emociones comenzó apenas tomó el micrófono nuestro maestro de ceremonias, Alfonso Teja. Él demostró su profesionalismo al acudir al evento, no obstante que tiempo atrás había tenido una diferencia de opiniones con Aguirre. Al iniciar su presentación, lo primero que hizo fue un acto de aprendizaje y humildad, al expresar sus disculpas a nuestra homenajeada. Previo al suceso, ellos habían intercambiado correos electrónicos donde restablecían su vínculo amistoso. La lección quedó clara: es importante ser profesional, pero es determinante ser un excelente ser humano. Gracias a Alfonso Teja por esa muestra de humanidad que nos brindó esperanza de crecimiento y aprendizaje para todos. No basta hacer las cosas prácticas, hay que pugnar por hacerlas cálidas.

Dulce María González –quien también participa en el monográfico, autora de “Mercedes Luminosa”, “Encuentro con Antonio” y “Los suaves ángulos”- fue la primera presentadora de la noche. Con su punto de vista íntimo hizo mención de cómo y cuánto había disfrutado los textos. Elogió la selección de los mismos. Subrayó la falta de la faceta musical de Coral y señaló que se tocó muy poco su parte aguerrida. Destacó el trabajo de La Quincena y Kultur en la difusión del trabajo de escritores locales.

Jorge Rodríguez (autor de “La nuez vana” y “Martín Calavera”) fue el presentador externo y el segundo participante de la noche. Queríamos un punto de vista objetivo, distante. El no conocer a Coral le ofrecía una perspectiva diferente y la compartió con nuestros lectores. Alabó la pluralidad del contenido y el balance de las plumas que participan en él, citó frases de cada artículo en su ponencia y acrecentó el interés por leer todos los textos.

Finalmente, Fernando J. Elizondo (perteneciente al taller de La Mancuspia y autor de “El metodicón”)  abordó la presentación por medio de un texto consistente en seis puntos de vista desde los cuales presentó una parte de ese cristal que significa la existencia de Coral. Su obra, su vida, sus amigos, su carácter. Su amistad.

Al terminar la exposición de Elizondo, Coral tomó la palabra y mientras en la pantalla se proyectaban fotografías, ella misma nos fue narrando una a una esas postales visuales llenas de emociones y sentimientos. Hablar de la muerte cuando se tiene una vida como la de Coral implica un postulado de Virgina Woolf: “Abrazar la vida tal cual es y verla en la cara”. Ahí estuvieron sus alumnos, sus críticos, sus amigos, sus conocidos, sus lectores, pero sobre todo estuvieron sus recuerdos y sus esperanzas. Sabemos que seguirá haciendo cosas interesantes porque si no, “se aburre”. Enhorabuena, Coral.

De música de fondo tuvimos milongas y tangos, y al finalizar nos cobijamos todos bajo los acordes de “Los pájaros perdidos”, interpretada con maestría por Eugenia León. Gracias a Horacio Garza por el sonido y la música. Gracias a Juanjo, por las fotografías.

Desde aquí, expresamos también nuestro agradecimiento a la licenciada Evangelina González Cabrera, coordinadora de la red de bibliotecas públicas en Nuevo León, quien tuvo a bien facilitarnos el espacio para desarrollar la presentación.  Gracias también a Julio César y Sergio González, que sirvieron de enlace para que esto fuera posible. El espacio determinó la atmósfera intimista de la noche que todos los que estuvimos ahí, disfrutamos.

Gracias de nuevo. Esperamos contar con su apoyo y su presencia en la presentación del monográfico de enero, el número 75, dedicado al 2010, año del Bicentenario.

Crónica publicada en 15 Diario, el 29 de Enero de 2010.

Lorena Sanmillán

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: