Sabines tiene razón

Transito en mi coche sobre Madero, rumbo a Guadalupe.  El tráfico, a la altura de Fundidora convierte el Panda en una estampa inmóvil sobre el asfalto. Una voz interior me dice: No te desesperes, ¿llevas prisa?, ¿te espera alguien? Resuelve los pendientes, repasa tu día, dale una hojeada a tus planes, aprovecha los tiempos muertos, palomea pendientes aunque sea mentalmente… Mi silencio esconde el coraje, tiempo perdido, si lo que necesito son tiempos vivos para alcanzar lo inalcanzable. Y de pronto, entre las columnas del metro, aparece. Hermosa. Ya no hay prisa alguna, ni cosas por hacer. La señora Luna reclama la mirada. Está bellísima. Igual que ayer. Qué importa entonces otro rojo, si frente a mí tengo uno de los más hermosos espectáculos que me ha tocado ver.

Sabines tiene razón:

Para los condenados a muerte

y para los condenados a vida

no hay mejor estimulante que la luna

en dosis precisas y controladas.

p.s. Fotografía tomada del Facebook de Angélica Figueroa.

Lorena Sanmillán

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: