El bordado: Día 5

 

Para la ternura siempre hay tiempo sostiene Ana Belén en su canción Niña de agua. Hoy sí hay tiempo de bordar por la mañana. Es un sábado de trabajo y determino actividades. Los sonidos de la construcción son peculiares y animosos. La música es otra constante de esta actividad. Las estaciones de radio que pueden escuchar los albañiles oscilan entre las gruperas gruperísimas hasta la AW pasando por la música de banda, los corridos, los programas de bromas y esos anuncios que, como en la televisión, invaden ahora la radio. Los escucho trajinar y cantar una canción de Juan Gabriel mientras que al minuto siguiente son el coro de Karina en “Concierto para enamorados”. Desde mi sitio, le grito al Alejo. Acude. Dígame, arqui. ¿Puedes sacar unos coyotes que se metieron? Se carcajea.

Con el bordado, le pienso mucho y avanzo poco. No tengo prisa, no quiero ser práctica. Supongo que esa es la diferencia entre hacer por hacer y hacer bajo un motivo ulterior. Pienso en las mujeres y sus horas de bordado. Pienso en los orígenes de esta actividad. ¿Cómo empezaría? ¿Quién determinaría que fuera un asunto casi exclusivamente femenino? ¿Qué había detrás de bordar el ajuar? ¿Cómo se llegaría al detalle de bordar con un cabello la inicial de la dama en el pañuelo del prometido? Sería lindo investigar. ¿De dónde vendrá la costumbre?

Bordar por la mañana es mejor. La luz es mucho más noble que el resto del día. Es terapéutico, me relaja y me permite pensar. En el radio está “La hora de Juan Gabriel” y el azote está al tope. ¿Cuántas canciones compondría este sujeto? Producir, crear, esa es la cuestión.

Pienso muchas cosas mientras bordo, pero no las puedo escribir. Quizá las pueda grabar y después pasarlas en limpio. ¿Se volverá monótono lo cotidiano? ¿Será interesante? Para mí es testimonial. ¿Dónde queda la frontera entre un diario y una crónica? Hay que releer ese ensayo de Villoro donde habla sobre la importancia de los diarios personales y su valor literario. A mí me gusta leer  y releer diarios. ¿Dónde queda y quién o qué determina la frontera entre lo público y lo íntimo?

Mis trabajadores tienen una breve bronca por Juanga. Voy de conciliadora. Se quedan con los ojos cuadrados. Espero que pronto quede ya la casa y tener paz para avanzar en lo demás.

El avance de esta mañana es notable. Las copias se van tiñendo de amarillo conforme avanzo. Los cuadros de a cien puntadas no han sido una buena idea, no al menos en esta etapa de hacer el fondo. Casi me termino una hilaza. Me faltan dos hilos. Equivoqué la conversión de metros. Es el doble porque los hilos los divido en dos. Entonces son dos kilómetros de puntadas. Acaso llevaré unos sesenta metros. Yupi. Sí, me emociono y sigo.

Kalimba presenta hoy su declaración. Tres chamacos de Cumbres tuvieron un accidente con una granada que fue arrojada en un enfrentamiento, están heridos. Paty Laurent y Eduardo Ramírez cumplen años hoy. Hace frío. Juegan los Rayados. Presento proyecto en la noche. A trabajar.

Lorena Sanmillán

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: