El bordado: Día 11

Hoy no  hubo puntada alguna. No hay pretexto, aunque me dolió un poco la espalda, sólo hay razones. Y la razón es que no siempre hay tiempo. La rutina, los pendientes, lo urgente, lo necesario, están primero que la recreación, el amor. Marisa tenía razón cuando puso en su estatus de msn -hace mucho tiempo- la siguiente frase:

¿Se dan cuenta? Se puede vivir sin amor, pero no sin dinero.

El asunto es que hoy hube de ser práctica, proactiva, asertiva, y trabajar intenso para subsistir. Además, traigo un dolorcito  medio latoso en la espalda. También es cierta la frase hecha:

Sin lana nadie teje.

Entonces hoy, aún con las madejas y las ampliaciones del patrón, no pude hacer puntada alguna. Ya habrá tiempo. Ya encontraré el tiempo. Sólo tengo dos manos y dos ojos para hacer todas las cosas que tengo pendientes.

Necesito domesticar el teclado de un Ipod para poder hacer los posts desde ese aparato. La mugre es una maravilla.

Quizá no debería poner estos días como días de bordado y contar sólo los que sean efectivos.

Lorena Sanmillán

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: