Seúl ’88:Louganis. Bubka. Griffith. Graf.

Captura de pantalla 2016-08-01 a la(s) 20.09.00

Mi emoción por la víspera de los Juegos Olímpicos de Seúl ’88 estuvo literalmente pasada por agua. El Huracán Gilberto decidió visitar Monterrey dos días antes de la inauguración y dejó un récord terrorífico sobre mi ciudad. El río Santa Catarina se desbordó, perdimos los juegos Manzo, muchas familias se quedaron sin casa, hubo muertos, gente extraviada, destrucción y estupefacción. En contraste, los regios fuimos olímpicamente solidarios.

Uno de los recuerdos que tengo más presentes del Huracán Gilberto es el momento en que desperté en el tejabán de mi casa. Por la rendija inmediata a mi almohada podía ver el árbol de mis vecinos cada mañana. Ese día, obviamente, estaba lloviendo y el pobre árbol, abrazado por el viento, hacía un movimiento similar al que hacen los limpiabrisas del automóvil. Se azotaba contra la banqueta de un lado a otro perdiendo su gallarda verticalidad. Supuse y luego supe que algo importante estaba pasando.

Entre parar la inundación de mi casa y ver las noticias. apenas si hubo un poco de tiempo para disfrutar la inauguración. La recuerdo vagamente. Fue muy sorprendente. La tecnología iba avanzando y también hubo muchas palomas blancas como símbolo universal de la paz, aunque muchas de ellas murieron en las llamas del pebetero.

En la preparatoria, el huracán y los Juegos Olímpicos eran la plática diaria. También hablábamos del XV años de Catalina, que se tuvo que suspender debido a las lluvias. Claudia y yo comentábamos las competencias del día mientras en la cancha de basquetball intentábamos tiros de tres puntos.

Un suceso detuvo el ritmo de la algarabía cotidiana. Primero imprimió un silencio total y después el grito de asombro y desconcierto que precede un gran cantidad de palabras intentando explicar, entender, suponer y demás. El clavadista estadounidense Greg Louganis se había descalabrado al realizar un salto desde el trampolín de tres metros. La alberca se tiñó de sangre. Louganis, herido, continuó con la competencia y logró dos medallas de oro. Greg fue admirable e impactante. Siete años después, se confesaría homosexual y portador del VIH. En ese tiempo, este tipo de noticias aún constituían un escándalo. Greg volvió a ser admirable e impactante.

Captura de pantalla 2016-08-01 a la(s) 20.02.33

Más que de Louganis, me confieso enamoradísima de Sergei Bubka. Este hombre me robó el corazón con esa mirada de absoluta determinación y misterio. Era increíble verlo saltar con la garrocha, sin albur. Estableció nuevo Récord Olímpico y es, para mí, uno de los inolvidables de Seúl ’88.

En atletismo fue muy impresionante ver a Carl Lewis y saber de la descalificación de Ben Johnson. “La drogadicción” fue un tema recurrente en los ensayos de Taller de Redacción, con la Lic. Fuensanta López. Resultó muy triste ver cómo se acaba una carrera por la adicción a una sustancia prohibida. No concibía en mi mundo de quince años de edad cómo un atleta podía hacer eso. Sigo sin concebirlo ahora.

Mención aparte merece Florence Griffith. Toda una delicia verla correr en la pista de atletismo. Las competencias parecían haber sido diseñadas para ella. Siempre muy en su papel, sin despeinarse para lograr el triunfo. Lo mismo puedo decir de la alemana Steffi Graf quien fue todo un espectáculo en la cancha de tenis, deporte que regresó a los Juegos Olímpicos luego de sesenta años de ausencia. Se aceptaron jugadores profesionales y, por supuesto, Graf se ganó la medalla de oro.

De la Ceremonia de Clausura, lo que más recuerdo fue el momento en que las coreanas pasaron la estafeta a las españolas. El baile, de suyo tan femenino, nos unifica. La fuerza de la sensibilidad es un lazo perenne. Presentaron el logotipo de Barcelona ’92 y me enamoré de él instantáneamente. Fue la primera vez que no lloré, pues tenía la esperanza de la próxima olimpiada. También fue la primera vez que soñé con viajar a una Ceremonia de Inauguración.

Lorena Sanmillán

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: