OK Enterado

Nunca te enteraste

              que mamá había perdido los dientes

      preferiste pensar

               que era exagerado hacerle una papilla.

Nunca te enteraste

              que hacía mucho tiempo que no caminaba

     asumiste

              que ese día prefirió estar sentada.

Nunca te enteraste

              que si confundía tu nombre

no era por hacerse la graciosa

              era sólo una muestra del extraño baile

de su memoria.

Nunca te enteraste

             que si hablaba de los abuelos

             no era por nostalgia

             era porque en su fantasía ese tiempo era actual.

Nunca te enteraste

             que si repite la misma noticia de la tele o del radio

no es porque le haya impactado

            es porque en su mente resuena una y otra vez.

Nunca te enteraste

            que abandonó hilazas, aros y ganchos

            dijiste

¡Milagro! Por fin tiene descansadas las manos.

Nunca te enteraste

             que no era casualidad que estuviera apagado el radio

             sólo te dio gusto

encontrar la casa en silencio.

Nunca te enteraste

               que la cocina se quedó desierta

               en cambio te serviste porción doble

               de la dos veces amarga ensalada agria del Pollo Kentucky.

Nunca te enteraste

          has sido más inteligente

               envidio tu talento

                       no es fácil, no

                              sentirte huérfano.

Lorena Sanmillán

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: