Archive for the ‘Y duermes’ Category

Libro abierto

July 4, 2016

Ella estaba sentada frente a mí tomándose un tequila. Lucía, como siempre, su sonrisa de alcatraz recién nacido.  Nueve eternidades de leyenda y más de cuarenta años de vida estaban en el centro de la mesa. Letras y estampas dispersas que nos permitían dialogar y construir con párrafos un piso más en el edificio de nuestra historia. De sus pupilas a las mías, un lazo de estambre iridiscente. Cada parpadeo urdía otra puntada en el tejido.

Tantas palabras, tantas historias, tantas sonrisas, tantos silencios, tantas lágrimas. Un sólo motivo para estar ahí. Volver a decirle lo que sentía. Cómo y cuánto estaba enamorada de ella.

Un colibrí transmutado en Fara-fara acudió a posarse junto a nosotras que florecíamos en romance. Aviéntese “Libro abierto”, solicité. El bajosexto comenzó la melodía y me sumé al homenaje musical exclusivo para mi cariátide.

Canté, significándome, desde lo más profundo y desnudo de mi garganta y sentir. Los versos de Los cadetes me convirtieron en soldada del amor.

Dicen de mí

que yo he sido un libro abierto

donde mucha gente ha escrito,

no hagas caso, nada es cierto.

En blanco está

nadie supo escribir nada

no dejaron ni una huella.

Nadie me importaba nada.

Me importas tú.

Tú sí escribes muy bonito

Para ti soy libro abierto

escribe en mí.

Te necesito.

Esa invitación abrió la cortina del cielo y el sol llegó a su piel. Tinta cósmica que subrayaba lo perfecto de su bronceado. Hermosa, sonrió, accediendo a escribir tácitamente un recuerdo más en este libro que sólo a ella le  pertenece, aguardando por sus latidos desde mi nacimiento.

Alrededor de ella bailoteaba el confeti mágico de este instante. Ella estaba sentada frente a mí, y la música vino a buscarle, del mismo modo que hace un niño perdido cuando busca los brazos de su madre.

Libro abierto. Los cadetes de Linares.

Lorena Sanmillán

Advertisements

Cogí un tren que no dormía

January 21, 2013

En tu ausencia, el silbato del tren a medianoche se convierte en daga violácea que recorta la distancia entre tú y yo. Mensaje cifrado que sólo nuestra pantera puede codificar, amansándola.

Cuando duermes conmigo, el sonido del tren asemeja el arrullo de una madre que vela el sueño de sus hijas. Bendición acústica que sincroniza nuestras respiraciones en el tiempo de la eternidad. El momento fugaz se vuelve perenne cada que tus párpados guardan mis miradas. La ternura busca nido en el hueco de nuestras manos engarzadas por la fuerza de vivir. No hay dragones en el aire si tú duermes a mi lado.

Desde las historias de mi abuelo, amo los trenes. Desde mi historia entre tu alma te amo a ti. Tu pasión de locomotora recorre los raíles de mi cuerpo. Los mil destinos de tu estación se dirigen hacia mi vientre. Pasajera absoluta de tus deseos. Brújula y bengala a tu servicio para que te encuentres contigo misma.

Viajo contigo en cada palabra. Transportas mi estática hasta tu inquietud. Fotografías paisajes que me regalas en las ventanas de tus brazos. A donde me lleves voy. Cumplo tu itinerario con los ojos cerrados.

Aún no sé lo que se siente esperarte en la escalera de un tren. Lo que sí puedo decirte es que sé muy bien que en el catálogo de mis emociones no hay nada similar a lo que sentí esa madrugada del veinte de enero cuando llegó un mensaje tuyo a mi celular, diciéndome que me querías… Y desde entonces te quiero te adoro y te vuelvo a querer.

Veinte de enero LOVG

p.s. Y no quiero ni preguntarme qué sería de mí sin ti el resto de mi vida.

Amor del bueno

May 23, 2011

Mojaste de fe mi corazón.

Ahogaste mis miedos.

Lorena Sanmillán

Arquitectura placentera

May 3, 2011

Una de las cosas que más me gusta de la arquitectura es lo palpable. El ver cómo la idea crece. El ver cómo el proyecto sale de la nada, emerge de la tierra para convertirse en algo grande. Observo las construcciones cuando voy en la calle, llaman mi atención inmediatamente y también inducen a la crítica. Deformación profesional.

Cuando paso por las casas en remodelación me gusta verlas. La transformación, aunque en pequeña escala, es fascinante. Ahora cuantifico una remodelación. Quiero quedarme con este proyecto. Nunca he hecho alguna tan grande y me quiero quedar con ésta. Imagino espacios. Lanzo líneas etéreas desde mi mente hasta las manos de un albañil. Pienso. Decido. Propongo. Tubos, codos, coples, para que los usuarios tengan agua. Focos, luminarias, candiles, contactos y apagadores, para que la luz artificial sea invitada a la escenografía de la cotidianeidad. Tumbo ventanas y levanto puertas. Ranuro espacios para instalaciones. Multiplico dimensiones para proyectar áreas.

Y mientras hago todo esto, tú estás en algún lugar del mundo. Acompañándome. Acompañándome en este lenguaje de silencios que ahora oculta tantas palabras. Me gusta diseñar. Me gusta proyectar. Me gusta construir. Me gustas tú. Me gusta pensar que un día estarás conmigo.

Acaricio el espacio del ratón sobre la computadora y anhelo ser caricia en tu vientre. Ahí, donde ocurre el milagro y tu metamorfosis. Ahí donde tú, sin ser arquitecta, le has construido a tu hij@ el espacio que ahora habita. Si quiere quietud, tú eres la calma. Si necesita movimiento, tú se lo das. Si requiere espacio, tú te expandes. No le molesta el sol, tampoco siente frío y si tiene hambre basta un impulso para que la sacie. Filtras el sonido y la luz. Nada le incomoda. Nada puede dañarle. Vive y vive bien la arquitectura placentera, ahí en tu vientre donde día a día le brindas la mejor casa que se ha construido para nadie.

Lorena Sanmillán

Hoy

February 21, 2011

Hoy voy a verte de nuevo

voy a envolverme en tu ropa

susúrrame en tu silencio

cuando me veas llegar.

 

Lorena Sanmillán

Corazón romántico

February 20, 2011

Ven

por favor

amor

vuela sobre el tráfico.

Lorena Sanmillán

Beautiful in my eyes

February 20, 2011

The world will turn, and the seasons will change,
and all the lesson we will learn will be beautiful and strange.
We’ll have our fill of tears, our share of sighs.
My only prayer is that you realize
you’ll always be beautiful in my eyes.
You will always be beautiful in my eyes.

Lorena Sanmillán

Esas cosas del amor

February 19, 2011

Haz de saber

que yo también tengo noches de soledad

y que de tu amor

me quisiera alimentar.

Lorena Sanmillán

Love is all

February 19, 2011

I’m waiting for time to carry me

like a tempest to the sea

standing strong

watching over

Lorena Sanmillán

¿Qué más te da?

February 18, 2011

Regálame una noche que no olvide jamás.

Lorena Sanmillán