Cuidarte el alma…

No exagero si digo que escuché esta canción de Chayanne más de cien veces en el coche de María. Era un jueves santo y en lugar de la visita a los siete templos nosotras acudimos a los siete centros comerciales en la búsqueda del mejor precio para un televisor de muchas, muchas, muchas, muchas, muchas pulgadas.
De Valle Oriente al City Club, ida y vuelta y del City Club casi hasta el aeropuerto. Sólo nos faltó ir a Escobedo para completar la estrella geográfica en el recorrido. Todo el tiempo escuchando la canción. Cantando, además, acompañadas por el aliento de quien ha comido un pescado al mojo de ajo al mediodía. A la hora de la comida no hay ningún problema, lo verdaderamente simpático ocurre por la tarde, cuando no es sólo el aliento sino que además el cuerpo comienza a transpirar las especias que ha ingerido. Obviaré comentar las otras formas que tiene la digestión de manifestarse. Y no es que el ajo sea desagradable, sólo es muy intenso. Quizá eso me sirva para definirme: no soy desagradable, sólo soy intensa.
María compró su tele. Feliz. Seguimos cantando la canción decenas de veces de regreso a su casa por Constitución. La avenida se convirtió en una autopista para las emociones. Cada quien perdida en sus pensamientos compartiendo la canción. Cantando siguiendo nuestra propia partitura, superando a Jolette desde luego. Cada quien en lo suyo y sin embargo compartiendo gratamente el momento.
Me encantó la canción, totalmente. Es tan poética, tan romántica. Mirar en el silencio. Dibujar una escena de los sueños. Mirar la luna al mismo tiempo. Contar un día más. Me encantó, por la desesperación y pasión que le imprime Chayanne. Por la ternura de la frase “cuidarte el alma”. Como ya lo he dicho, a veces es fácil acostarte con alguien, lo difícil viene cuando quieres dormir a su lado para cuidarle el alma.
Es que me gusta tu cara, me gusta tu pelo. Soñar con tu voz cuando dices te quiero. Me gusta tu risa, me gusta tu boca. Me gusta creer que por mí tu estás loca.
Ya tengo la canción, ya tengo el sentir. Sólo me falta con quien poderlo compartir.

Lorena Sanmillán; Abril 21 de 2005

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: