Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Girlie moment

August 26, 2016

Me está bajando y me parece que el amanecer es un poema que ha escrito el Universo para mí.

Me está bajando y, por primera vez, a mis 43 años padezco unos cólicos que me impiden continuar con mi vida en frenesí.

Me está bajando y me fastidia el ruido de mi extractor de jugos. 

Me está bajando y paso momentos exquisitos observando los caracoles de mi jardín acuático. 

Me está bajando y me preocupan las cosas que me hacen falta.

Me está bajando y me siento bendecida por las cosas que tengo.

Me está bajando y quiero que se suspenda todo. 

Me está bajando y todo lo que necesito es un abrazo tuyo.

Me está bajando, ¡carajo!

Me está bajando y quiero un chocolate caliente en pleno verano en Monterrey.

Me está bajando y me siento fea, gorda y sin atractivo alguno.

Me está bajando y me siento súper mujer, maternal y tierna.

Me está bajando y quiero  ponerme a aullar bajo la luz de la Luna.

Me está bajando y río a carcajadas con los chistes que me cuenta una criatura de seis años.

Me está bajando y la paga sin deberla una chica que llama a la casa para promocionar no sé qué. 

Me está bajando y lloro sin pudor con una canción de Juan Gabriel cantada por Angélica María.

Me está bajando y casi estallo en histeria porque batallé para abrir un enchinador de pestañas.

Me está bajando y casi casi le agradezco a un paciente que canceló su consulta.

Me está bajando y me molesta que cancele su consulta casi a la hora convenida.

Me está bajando y cuestiono lo que sucede a mi alrededor.

Me está bajando y busco a ciegas el botón para unsuscribirme de este asunto.

Me está bajando y me abruman los pendientes cotidianos.

Me está bajando y quiero borrar todo lo que escribí ayer para mis Ensayos de la Maestría. 

Me está bajando y recibo sin chistar  el consejo de una amiga que me sugiere descansar.

Me está bajando y todo me duele, lastima y conmueve. 

Me está bajando y todo me da tres cuartos de lo mismo. 

Me está bajando y tengo muchas cosas qué hacer.

Me está bajando y sólo quiero dormir.

Me está bajando y quiero acabar todas las cosas que tengo pendientes.

Me está bajando y no tengo ganas de hacer absolutamente nada. 

Me está bajando y el terremoto en Italia me lleva a pensar en la Teoría del Caos. 

Me está bajando y me duele el vientre cada vez que respiro.

Me está bajando y quiero hablar con mi mamá.

Me está bajando y comprendo que mis amigas no exageraban.

Me está bajando y me sublima el rojo vivo de mi sangre en la copa menstrual.

Me está bajando y esto es muy íntimo para postearlo.

Me está bajando y quiero gritar lo que me sucede.

Me está bajando y camino por los pasillos del HEB dejando un rastro de lágrimas a mi paso.

Me está bajando ¿y?

Me está bajando. 

Lorena Sanmillán

Advertisements

Atlanta ’96: 100 años de Olimpiadas

July 31, 2016

Captura de pantalla 2016-08-04 a la(s) 21.55.30

Estaba un poco enojada, como si mi enojo sirviera alguna vez para algo, por el asunto de que las Olimpiadas del Centenario se celebrasen en Atlanta y no en Atenas. La Coca Cola tiene poder, de sobra se sabe. Aún así, compré mis vasos conmemorativos canjeando corcholatas.  La muina se desapareció ante la llegada de la ceremonia inaugural aunque no me pareció tan impresionante como la de Barcelona. Tenían un reto muy grande ante ellos.

La paloma de la paz formada por bailarines voló enmarcada por los aros olímpicos. Gloria Stefan cantó el tema de las olimpiadas, Puedes llegar. El espectáculo me pareció muy corto, aunque con muchos avances tecnológicos. Se comenzaban a ver cámaras más pequeñas y los uniformes de los atletas iban cambiando. La modernidad tenía su eco en el deporte.

Los atletas comenzaron su desfile por una rampa desde lo alto del estadio. Varios de ellos tropezaron. Yanni, Enya y alguna otra música popular sirvieron de fondo acústico para un momento que no precisa sonido. ¿Por qué no se pone música de cada país?

Hicieron un homenaje a los medallistas olímpicos. Los mejores atletas de los Juegos Olímpicos. Nadia Comaneci, Carl Lewis, Greg Louganis, entre otros. Mohamed Alí, afectado por el Parkinson, fue quien encendió la antorcha. La lección queda clara: el tiempo pasa a través de nosotros.

“Las niñas de oro”, la selección española de gimnasia rítmica ofrecieron un deleite para las pupilas con su gracia y maestría. Andre Agassi ganó el oro en tenis. Indurian, por su parte, ganó el oro en ciclismo.

No recuerdo gran cosa de la Ceremonia de clausura. Creo que hasta ni la vi. La mascota no me llamó la atención jamás. Lo que sí tengo presente es la emoción por Sydney. El año 2000 era lo mismo una esperanza y un breve apocalipsis, pues se decía que el mundo iba a acabarse. Afortunadamente no fue así.

Lorena Sanmillán

En la puerta del Sol

January 1, 2014

Tú en las doce uvas de todos mis deseos

Lorena Sanmillán

Brindis por el 2012

December 31, 2011

Brindo por ti.

Brindo por nosotras.

Brindo por nosotros.

Brindo por lo que somos y lo que seremos.

Brindo por tu piel morena.

Brindo por tu piel, morena.

Brindo por la música y por las letras.

Brindo por la poesía de la pantera negra.

Brindo por todos los verbos que podemos conjugar.

Brindo porque tu vida coincidió con la mía.

Brindo porque la luz de tu sonrisa se encontró con mis pupilas.

Brindo porque tú das motivo para brindar.

Brindo por el sortilegio que te vuelve irrepetible.

Lorena Sanmillán

Me quedé sin palabras

September 26, 2009

Decir te quiero y decir amor, no significa nada. Las palabras sinceras las que tienen valor son las que salen del alma y en mi alma nacen sólo palabras blancas, preguntas sin respuesta llenas de esperanza. Cuánto me cuesta estar sin ti. Cuanto me duelen tus ausencias. Qué tonto amor el que hay en mí. Que te busca, te llama y vive por ti. Después te marchas y aquí estoy, coleccionando tus recuerdos. Cabalgando en la noche se acerca tu nombre. Quisiera estar dentro de tu mente y arrancar de ti tus dudas para siempre.

Hoy ha sido como ayer, mañana como hoy, si no te vuelvo a ver. Desnudo de tu amor, mis lágrimas bebí y todo marcha mal, al menos para mí. No tengo ventana para asomar mi soledad. De cara al mar veo el amanecer y una gaviota me hace estremecer. Mueve su cuerpo al compás del viento y con sus alas vuela mi pensamiento. ¿Qué será de ti? ¿Dónde estás, dónde estás, bajo qué techo te cobijas? ¿Dónde estás, dónde estás, en qué otro lecho suspiras? ¿Dónde estás, dónde estás, en qué brazos me olvidas? Me está matando el tiempo esperándote mi amor, y hasta el aire me pregunta si vas a venir o no.

Por más que intentes huir y cuando hables de mí digas que todo acabó, jamás me echarás de ti, aunque te duela reconocerlo. Un amor no muere así como así, como muere la noche y el día. Un amor como el mío no se puede ahogar como una piedra en un río. Un amor como el mío no se puede acabar, ni estando lejos te olvido. Y no se puede quemar, porque está hecho de fuego. Un amor como el mío, no podrás arrancarlo de ti, así como así y echarlo al vacío.

Como un regalo llegaste a mí. Con tus defectos y virtudes, me enamoré. A tu vida y tus costumbres, empecé a querer. Di todo lo que soy; mis sueños te ofrecí, mi inspiración. Me abrí de par en par, te di mi libertad. Me duele más dejarte a ti, que dejar de vivir. Me duele más tu adiós que el peor castigo que me imponga Dios. Camino perdido entre dos aguas, sintiendo que ya no te importo nada. A solas te hablo y creo oír tu voz. Hay veces que ya no sé ni quién soy yo. Escucha mi razón y ábrete al amor.

En el espejo de mi vida apareciste tú. Eres como un sol naciente, eres como eres tú. Eres fuego de amor, luz del sol, volcán y tierra, por donde pasas dejas huella. Te guardo el secreto de tu otra verdad. Tú seguirás siempre aquí mientras mi alma sienta la luz del sol. Me acostumbre a tus besos y a tu piel color de miel, a la espiga de tu cuerpo, a tu risa y a tu ser. Nada vale nada más que estar entre tus brazos para besar despacio tu cuerpo de cristal. Porque te quiero y nada en el mundo me importa la vida es tan triste y tan corta. Que nada cambiará mi forma de pensar porque te quiero.

Mi buen amor, del mundo yo me río por hacer tu cuerpo mío vale la pena vivir. Que no me falte tu cuerpo jamás. Jamás. Tus risas ni tus silencios jamás. Jamás. Sin tu cuerpo hacer el amor no tendría valor. Esconde la vergüenza en tu corazón y vístete de amor que aún no acabó la fiesta. Invítame a morder el fruto prohibido y comerme a besos tu cuerpo de amor encendido. Desatando placeres, descubriendo cómo eres a solas conmigo. Quererte a ti, es querer ganar el cielo por amor. Es haber perdido el miedo al dolor, es luchar contra nadie en la batalla y ahogar el fuego que me nace en las entrañas. Has nacido para mí, porque Dios lo quiso así. Amar es caminar sobre un hilo de cristal que puedes pisar fuerte cuando el amor es de verdad. Abrázame, criatura mía abrázame. No tengas miedo, abrázame, suave y fuerte. Libera tu mente y abrázame.

Si lloro es porque te añoro. Si río es porque le temo al vacío y lucho por estar contigo. Vivir sin ti es algo más que sufrir, es ver la cara del destino riéndose de mí. Necesito ese beso, eso beso tuyo de ayer, de hoy y de siempre. Estoy presa entre las redes de un poema, eres tú quien me puede ayudar o me condena. Cegar mis ojos quisiera y en la oscuridad, buscarte. Abre tu mente y hazme parte de ti para siempre. Abre tu corazón y guárdame junto a él. Abre tu alma y cúbreme con su piel. En tus manos tienes toda mi vida y en un puño guardas el alma mía. Tarde o temprano hay alguna razón, para abrir el corazón. Caminaré contra el aire y te amaré hasta que me ames como no has amado a nadie. Jamás me cansaré de amanecer pensando en ti, esperando oír estas palabras: amor mío he decidido volver.

Desde finales de los sesenta, Camilo Blanes le presta a Camilo Sesto sus palabras para que las cante. Hoy, Camilo Sesto se las presta a Sanmillán y siguen vigentes porque son capaces de expresar sentimientos con la sensual solidez de una poesía que no pasa de moda. Aunque en ocasiones abusa de la rima fácil sabe manejar el lenguaje para crear imágenes certeras. Las he cantado en muchas estadías. Hoy las necesito para hacer una catarsis de la más insólita sensación en mi vida.

Artículo publicado en el Suplemento Cultural 15 Diario el 26/08/09

Lorena Sanmillán

Canon

September 9, 2009

Que no todo en la vida es Camilo Sesto, Miguel Bosé, Madonna, Chavela Vargas, Lila Downs o La Quinta Estación.

Cuánta paz encontré en esta canción en una noche lluviosa como la de hoy.

Lorena Sanmillán